33 días por año trabajado: Cálculo de indemnización por despido improcedente

El despido improcedente es una situación que puede generar muchas dudas y preocupaciones tanto para el empleado como para el empleador. Una de las principales inquietudes que surge en estos casos es el cálculo de la indemnización a la que tiene derecho el trabajador. En España, la legislación establece que la indemnización por despido improcedente corresponde a 33 días de salario por año trabajado, con un límite máximo de 24 mensualidades.

Calculando la indemnización

Para calcular la indemnización por despido improcedente, es necesario tener en cuenta el salario por año trabajado del empleado. Este salario se calcula sumando todos los conceptos salariales que el trabajador haya percibido durante el último año, incluyendo el salario base, las pagas extras, las comisiones y cualquier otro concepto que forme parte de su remuneración.

Salario por año trabajado

Una vez se tiene el salario por año trabajado, se multiplica por el número de años que el empleado ha estado en la empresa. Por ejemplo, si el salario por año trabajado es de 20.000 euros y el empleado ha estado en la empresa durante 5 años, la indemnización sería de 33 días x 20.000 euros x 5 años = 330.000 euros.

Límite de 24 mensualidades

Es importante tener en cuenta que la indemnización por despido improcedente tiene un límite máximo de 24 mensualidades. Esto significa que, aunque el cálculo anterior pueda dar como resultado una indemnización superior a este límite, el empleado solo podrá percibir como máximo el equivalente a 24 mensualidades de su salario.

Readmisión y salarios de tramitación

En caso de que el despido improcedente sea declarado como tal por un juez, existen dos posibles escenarios: la readmisión del empleado o el pago de una indemnización.

Te interesa  Qué pasa si Empadrono a alguien sin papeles en mi casa - Consecuencias

Pago de salarios de tramitación en caso de readmisión

Si el juez determina que la readmisión del empleado es la solución más adecuada, el empleador deberá pagar los salarios de tramitación correspondientes a los días de inactividad del empleado desde el despido hasta la fecha de la sentencia. Estos salarios de tramitación se calculan sumando el salario diario del empleado y multiplicándolo por el número de días de inactividad.

No devolución de indemnización si la readmisión no es posible

En caso de que la readmisión del empleado no sea posible, ya sea por motivos objetivos o por decisión del propio empleado, el empleador deberá abonar la indemnización correspondiente. Es importante destacar que, en este caso, el empleado no está obligado a devolver la indemnización que haya recibido previamente.

Plazo para el pago de la indemnización

El empleador tiene un plazo de un año a partir de la finalización de la relación laboral para pagar la indemnización por despido improcedente. Este plazo es establecido por la legislación laboral y tiene como objetivo garantizar que el empleado reciba la indemnización correspondiente en un tiempo razonable.

Un año a partir de la finalización de la relación laboral

Es importante tener en cuenta que este plazo de un año es un límite máximo y que el empleador puede realizar el pago de la indemnización en cualquier momento dentro de este periodo. Sin embargo, si el empleador no realiza el pago dentro de este plazo, el empleado puede reclamar el pago de la indemnización a través de los procedimientos legales correspondientes.

El cálculo de la indemnización por despido improcedente se realiza multiplicando el salario por año trabajado por el número de años en la empresa, con un límite máximo de 24 mensualidades. En caso de readmisión, el empleador deberá pagar los salarios de tramitación correspondientes a los días de inactividad del empleado. Si la readmisión no es posible, el empleado no está obligado a devolver la indemnización. El plazo para el pago de la indemnización es de un año a partir de la finalización de la relación laboral.

Te interesa  Puedo ser administrador de una empresa y trabajar en otra: restricciones legales

Deja un comentario