Cese de actividad autónomos: requisitos y prestación

El cese de actividad es una situación en la que un trabajador autónomo se ve obligado a suspender su actividad empresarial o profesional de forma temporal o definitiva. En estos casos, es posible solicitar una prestación económica por parte de la Seguridad Social para compensar la pérdida de ingresos. Sin embargo, para poder acceder a esta prestación, es necesario cumplir una serie de requisitos establecidos por la legislación vigente.

Requisitos para solicitar la prestación por cese de actividad

Trabajador autónomo en el RETA o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar

El primer requisito para poder solicitar la prestación por cese de actividad es ser trabajador autónomo y estar dado de alta en el Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos (RETA) o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar. Estos regímenes son los que engloban a los trabajadores autónomos y les otorgan los derechos y obligaciones correspondientes.

Afiliación y situación de alta en la Seguridad Social

Además de estar en el RETA o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, es necesario estar afiliado y en situación de alta en la Seguridad Social. Esto implica estar al corriente en el pago de las cotizaciones sociales y cumplir con las obligaciones establecidas por la Seguridad Social.

Período mínimo de cotización por cese de actividad

Para poder acceder a la prestación por cese de actividad, es necesario haber cotizado un período mínimo de doce meses por esta contingencia en los veinticuatro meses inmediatamente anteriores a la situación legal de cese de actividad. Esto significa que se deben haber realizado cotizaciones específicas por cese de actividad durante al menos un año antes de solicitar la prestación.

Te interesa  Cuántas horas trabajan en Deloitte: Registro horario y conciliación

Situación legal de cese de actividad justificada

La situación de cese de actividad debe estar debidamente justificada y cumplir con los requisitos establecidos por la legislación. Esto implica que el cese de actividad debe ser una situación legal y no simplemente una decisión personal del trabajador autónomo. Algunos ejemplos de situaciones que pueden justificar el cese de actividad son la declaración de concurso de acreedores, la pérdida de licencias o autorizaciones necesarias para el desarrollo de la actividad, o la imposibilidad de continuar la actividad debido a causas ajenas al trabajador.

Condiciones adicionales para la prestación por cese de actividad

Baja en el REM a causa del cese de actividad

Además de cumplir con los requisitos anteriores, es necesario haber solicitado la baja en el REM (Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos) a causa del cese de actividad. Esta baja debe ser solicitada en el momento en que se produce el cese de actividad y debe estar debidamente justificada.

Compromiso de actividad y disponibilidad para la reincorporación al mercado laboral

Para poder acceder a la prestación por cese de actividad, el trabajador autónomo debe suscribir un compromiso de actividad, en el que se compromete a realizar las acciones necesarias para la reincorporación al mercado laboral. Además, debe acreditar una activa disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo, lo que implica estar dispuesto a aceptar ofertas de empleo y participar en acciones de formación o reciclaje profesional.

Edad ordinaria de jubilación en caso de cese definitivo

En el caso de un cese de actividad definitivo, es necesario no haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación. Esto significa que si el trabajador autónomo ha llegado a la edad en la que puede acceder a la jubilación, no podrá solicitar la prestación por cese de actividad.

Te interesa  ¿Qué cubre la mutua del trabajo? Funciones y beneficios

Al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social

Es fundamental estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social para poder acceder a la prestación por cese de actividad. Esto implica que el trabajador autónomo debe tener todas las cotizaciones sociales pagadas y no tener deudas pendientes con la Seguridad Social.

Incompatibilidades previstas en la Ley General de la Seguridad Social

Por último, es importante tener en cuenta que existen incompatibilidades previstas en la Ley General de la Seguridad Social que pueden afectar a la solicitud y percepción de la prestación por cese de actividad. Estas incompatibilidades pueden estar relacionadas con la realización de otras actividades laborales o con la percepción de otras prestaciones económicas.

Para poder solicitar la prestación por cese de actividad como trabajador autónomo, es necesario cumplir una serie de requisitos establecidos por la legislación. Estos requisitos incluyen estar en el RETA o en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar, tener un período mínimo de cotización por cese de actividad, estar en situación legal de cese de actividad justificada, haber solicitado la baja en el REM, suscribir el compromiso de actividad y disponibilidad para la reincorporación al mercado laboral, no haber alcanzado la edad ordinaria de jubilación, estar al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social y no tener incompatibilidades previstas en la Ley General de la Seguridad Social.

Deja un comentario