¿Cómo se valora un inmueble en el modelo 720? Descúbrelo aquí

El modelo 720 es una declaración informativa que deben presentar los residentes fiscales en España que posean bienes y derechos en el extranjero que superen determinados umbrales. Uno de los activos que se deben declarar en este modelo son los inmuebles. Pero, ¿cómo se valora un inmueble en el modelo 720? En este artículo, te explicaremos los criterios de valoración que se utilizan.

Criterios de valoración en el modelo 720

Activos generadores de rentas

Uno de los criterios de valoración que se utiliza en el modelo 720 es el de los activos generadores de rentas. Esto significa que se valora el inmueble en función de los ingresos que pueda generar, como el alquiler. En este caso, se toma en cuenta el valor de mercado del inmueble y se calcula una renta anual estimada.

Para determinar el valor de mercado del inmueble, se pueden utilizar diferentes métodos, como el método de comparación de mercado, que consiste en analizar el precio de venta de inmuebles similares en la misma zona. También se puede utilizar el método del valor de reposición, que consiste en calcular el coste de construir un inmueble similar al declarado.

Una vez determinado el valor de mercado del inmueble, se calcula una renta anual estimada. Esta renta se obtiene aplicando un porcentaje al valor de mercado del inmueble. El porcentaje puede variar dependiendo de diferentes factores, como la ubicación del inmueble, el tipo de inmueble y las condiciones del mercado inmobiliario.

Declaración de renta

Otro criterio de valoración que se utiliza en el modelo 720 es el de la declaración de renta. En este caso, se valora el inmueble en función de los ingresos que se hayan declarado en la declaración de renta. Si se ha declarado que el inmueble genera ingresos, se tomará en cuenta el valor de mercado del inmueble y se calculará una renta anual estimada, de la misma manera que se explicó anteriormente.

Te interesa  Países con impuestos más bajos: ranking para extranjeros

Es importante tener en cuenta que, si se ha declarado que el inmueble no genera ingresos, se deberá justificar esta situación. Por ejemplo, se puede presentar un contrato de alquiler que demuestre que el inmueble está arrendado y que se están percibiendo ingresos por él.

Valor del inmueble

El valor del inmueble es otro criterio de valoración que se utiliza en el modelo 720. En este caso, se valora el inmueble en función de su valor de mercado. Este valor se determina utilizando los mismos métodos que se mencionaron anteriormente, como el método de comparación de mercado y el método del valor de reposición.

Es importante tener en cuenta que el valor del inmueble debe ser el valor de mercado en el momento de presentar la declaración del modelo 720. Si el valor del inmueble ha cambiado desde la última declaración, se deberá actualizar el valor y presentar una nueva declaración.

Base imponible del Impuesto sobre el Patrimonio

Por último, el valor del inmueble también se utiliza para determinar la base imponible del Impuesto sobre el Patrimonio. Este impuesto grava la riqueza de las personas físicas y se calcula en función del valor de los bienes y derechos que posean.

El valor del inmueble se suma al valor de otros bienes y derechos que se posean, como cuentas bancarias, acciones o vehículos, para determinar la base imponible del Impuesto sobre el Patrimonio. A partir de esta base imponible, se aplican los tipos impositivos correspondientes para calcular el importe a pagar.

El valor de un inmueble en el modelo 720 se determina utilizando diferentes criterios de valoración, como los activos generadores de rentas, la declaración de renta, el valor de mercado del inmueble y la base imponible del Impuesto sobre el Patrimonio. Es importante tener en cuenta estos criterios al presentar la declaración del modelo 720 para evitar posibles sanciones por parte de la Administración Tributaria.

Te interesa  ¿Cuánto se lleva Hacienda de un alquiler de 500 euros? Descúbrelo aquí

Deja un comentario