Cuál es el total devengado en la nómina: cálculo y definición

El total devengado en la nómina es la suma de todos los ingresos que ha generado un trabajador por los servicios prestados durante un periodo determinado, generalmente un mes. Estos ingresos se dividen en dos categorías: devengos salariales y devengos no salariales.

Tipos de devengos en la nómina

Devengos salariales

Los devengos salariales son aquellos ingresos que forman parte del salario del trabajador. Estos devengos están sujetos a cotización a la Seguridad Social y a retención del IRPF. Algunos ejemplos de devengos salariales son:

  • Sueldo base: es la cantidad fija que el trabajador recibe por su jornada laboral.
  • Complementos salariales: son las cantidades adicionales al sueldo base que se pagan al trabajador por diferentes conceptos, como antigüedad, responsabilidad, peligrosidad, etc.
  • Horas extraordinarias: son las horas de trabajo que se realizan por encima de la jornada laboral establecida y que se pagan con un recargo sobre el salario base.
  • Gratificaciones extraordinarias: son pagos adicionales que se realizan al trabajador en fechas especiales, como la paga extra de Navidad.
  • Salario en especie: es la parte del salario que se paga en bienes o servicios en lugar de dinero.

Devengos no salariales

Los devengos no salariales son aquellos ingresos que no forman parte del salario del trabajador y que no están sujetos a cotización a la Seguridad Social ni a retención del IRPF. Algunos ejemplos de devengos no salariales son:

  • Indemnizaciones o suplidos: son pagos que se realizan al trabajador para compensar gastos o pérdidas derivadas de su actividad laboral.
  • Dietas: son pagos que se realizan al trabajador para cubrir los gastos de alimentación y alojamiento cuando se encuentra fuera de su lugar de trabajo habitual.
  • Gastos de locomoción: son pagos que se realizan al trabajador para cubrir los gastos de desplazamiento que realiza para ir al trabajo.
  • Prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social: son pagos que se realizan al trabajador en caso de enfermedad, accidente laboral, maternidad, etc.
Te interesa  Derecho a la pensión de viudedad: requisitos y preguntas frecuentes

Percepciones salariales

Las percepciones salariales son los conceptos que forman parte del salario del trabajador y que se incluyen en los devengos salariales de la nómina. Estas percepciones pueden variar en función del convenio colectivo, el contrato de trabajo y otros acuerdos entre el empleador y el trabajador.

Desglose de percepciones salariales

El desglose de las percepciones salariales puede variar en cada caso, pero generalmente incluye los siguientes conceptos:

  • Sueldo base: es la cantidad fija que el trabajador recibe por su jornada laboral.
  • Complementos salariales: son las cantidades adicionales al sueldo base que se pagan al trabajador por diferentes conceptos, como antigüedad, responsabilidad, peligrosidad, etc.
  • Horas extraordinarias: son las horas de trabajo que se realizan por encima de la jornada laboral establecida y que se pagan con un recargo sobre el salario base.
  • Gratificaciones extraordinarias: son pagos adicionales que se realizan al trabajador en fechas especiales, como la paga extra de Navidad.
  • Salario en especie: es la parte del salario que se paga en bienes o servicios en lugar de dinero.

Percepciones no salariales

Las percepciones no salariales son los conceptos que no forman parte del salario del trabajador y que se incluyen en los devengos no salariales de la nómina. Estas percepciones no están sujetas a cotización a la Seguridad Social ni a retención del IRPF.

Ejemplos de percepciones no salariales

Algunos ejemplos de percepciones no salariales son:

  • Indemnizaciones o suplidos: son pagos que se realizan al trabajador para compensar gastos o pérdidas derivadas de su actividad laboral.
  • Dietas: son pagos que se realizan al trabajador para cubrir los gastos de alimentación y alojamiento cuando se encuentra fuera de su lugar de trabajo habitual.
  • Gastos de locomoción: son pagos que se realizan al trabajador para cubrir los gastos de desplazamiento que realiza para ir al trabajo.
  • Prestaciones e indemnizaciones de la Seguridad Social: son pagos que se realizan al trabajador en caso de enfermedad, accidente laboral, maternidad, etc.
Te interesa  ¿Cómo notificar a la empresa sobre una baja laboral por intervención quirúrgica?

Cálculo de devengos salariales

El cálculo de los devengos salariales de la nómina de un trabajador se realiza sumando todos los conceptos que forman parte de su salario. Estos conceptos pueden variar en función del convenio colectivo, el contrato de trabajo y otros acuerdos entre el empleador y el trabajador.

Proceso para calcular devengos salariales

El proceso para calcular los devengos salariales de la nómina de un trabajador puede variar en cada caso, pero generalmente incluye los siguientes pasos:

  1. Identificar los conceptos que forman parte del salario del trabajador, como sueldo base, complementos salariales, horas extraordinarias, gratificaciones extraordinarias y salario en especie.
  2. Obtener el importe de cada concepto en función de las horas trabajadas, los días laborables, los recargos correspondientes, etc.
  3. Sumar todos los importes obtenidos en el paso anterior para obtener el total devengado en la nómina.

Es importante tener en cuenta que el cálculo de los devengos salariales puede verse afectado por diferentes factores, como las horas extras realizadas, las bonificaciones o incentivos aplicados, los descuentos por ausencias o retrasos, entre otros.

El total devengado en la nómina es la suma de todos los ingresos que ha generado un trabajador por los servicios prestados durante un periodo determinado. Estos ingresos se dividen en devengos salariales y devengos no salariales, y el cálculo de los devengos salariales se realiza sumando todos los conceptos que forman parte del salario del trabajador.

Deja un comentario