Cuál es la diferencia entre acta notarial y escritura pública: funciones y usos

El acta notarial y la escritura pública son dos términos que a menudo se utilizan indistintamente, pero en realidad tienen diferencias significativas en cuanto a su función y uso. Ambos son instrumentos notariales, pero cada uno tiene características y propósitos específicos. En este artículo, exploraremos cuál es la diferencia entre acta notarial y escritura pública y cómo se utilizan en el ámbito jurídico.

Función del acta notarial

El acta notarial tiene varias funciones importantes en el ámbito jurídico. A continuación, se detallan algunas de las principales:

Atestigua hechos o actos

Una de las funciones principales del acta notarial es atestiguar que algún hecho o acto ha sucedido. Esto puede incluir la firma de un contrato, la entrega de un bien o cualquier otro evento relevante. El notario, al presenciar el acto, certifica su veracidad y lo registra en el acta notarial.

Garantiza legalidad

Otra función importante del acta notarial es garantizar la legalidad de los actos o hechos que atestigua. El notario, al ser un profesional del derecho, verifica que todas las partes involucradas cumplan con los requisitos legales necesarios para llevar a cabo el acto en cuestión. Esto brinda seguridad jurídica a las partes y evita posibles conflictos legales en el futuro.

Carácter oficial en actos jurídicos

El acta notarial tiene un carácter oficial en cualquier acto jurídico en el que se utilice. Esto significa que tiene plena validez legal y puede ser presentada como prueba en caso de disputas o litigios. Además, el acta notarial es un documento público, lo que implica que puede ser consultado por cualquier persona interesada.

Diferencia con la escritura pública

Aunque el acta notarial y la escritura pública son instrumentos notariales, existen diferencias importantes entre ellos. A continuación, se detallan algunas de las principales diferencias:

Te interesa  Diferencia entre Real Decreto y Real Decreto Ley: Descúbrela aquí

Autorización por notario

La principal diferencia entre el acta notarial y la escritura pública radica en quién las autoriza. Mientras que el acta notarial es autorizada por un notario, la escritura pública es redactada y autorizada por el notario. Esto implica que el notario tiene un papel más activo en la escritura pública, ya que no solo atestigua el acto, sino que también redacta el documento legal.

Especialización en derecho

Otra diferencia importante es la especialización en derecho que tiene el notario. El notario es un profesional del derecho con conocimientos y experiencia en la redacción de documentos legales. Esto garantiza que la escritura pública cumpla con todos los requisitos legales y sea válida ante las autoridades competentes.

Tipos de instrumentos notariales

Si bien la escritura pública es un tipo de instrumento notarial, no todos los instrumentos notariales son escrituras públicas. Existen otros tipos de instrumentos notariales, como las actas de protocolización, las actas de manifestaciones y las actas de notoriedad. Cada uno de estos instrumentos tiene características y usos específicos, pero todos son autorizados por un notario y tienen validez legal.

La diferencia entre el acta notarial y la escritura pública radica en su autorización, la especialización en derecho del notario y los tipos de instrumentos notariales a los que se refieren. Ambos tienen funciones importantes en el ámbito jurídico y brindan seguridad y validez legal a los actos y hechos que atestiguan. Es fundamental contar con el asesoramiento de un notario para determinar qué tipo de instrumento notarial es el más adecuado para cada situación y garantizar que se cumplan todos los requisitos legales.

Te interesa  Qué es lo que no puede hacer un administrador: limitaciones y obligaciones

Deja un comentario