Cuándo se devuelve el depósito en garantía de un alquiler – Guía completa

El depósito en garantía es una suma de dinero que el inquilino paga al propietario al momento de firmar un contrato de alquiler. Este depósito tiene como objetivo asegurar al propietario en caso de que el inquilino no cumpla con las condiciones del contrato o cause daños en la vivienda.

Condiciones para la devolución del depósito en garantía

Al término del contrato, si todo está en orden

La devolución del depósito en garantía está sujeta a ciertas condiciones. En primer lugar, si el inquilino cumple con todas las condiciones del contrato y no ha causado daños en la vivienda, el propietario está obligado a devolver el depósito en su totalidad.

Es importante destacar que «todo en orden» implica que el inquilino ha pagado todas las rentas correspondientes, ha respetado las normas de convivencia establecidas en el contrato y ha dejado la vivienda en buen estado de conservación.

Si no se cumplen las condiciones del contrato, el propietario puede no devolver la fianza o devolver solo una parte

En caso de que el inquilino no cumpla con alguna de las condiciones del contrato o haya causado daños en la vivienda, el propietario tiene el derecho de retener parte o la totalidad del depósito en garantía.

Es importante que el propietario justifique los motivos por los cuales retiene parte o la totalidad del depósito en garantía. Esto puede incluir el costo de reparación de los daños causados por el inquilino o el pago de rentas pendientes.

Plazos para la devolución del depósito en garantía

El propietario tiene 30 días desde la resolución del contrato para devolver la fianza si todo está correcto

Una vez que el contrato de alquiler ha finalizado y se han cumplido todas las condiciones establecidas, el propietario tiene un plazo máximo de 30 días para devolver el depósito en garantía al inquilino.

Te interesa  Qué diferencia hay entre oposición y concurso: Descúbrelo aquí

Es importante que el propietario realice la devolución dentro de este plazo, ya que de lo contrario puede ser sancionado y obligado a pagar una indemnización al inquilino.

Excepciones para la devolución del depósito en garantía

El propietario no siempre tiene que devolver la fianza legal al inquilino, en caso de incumplimiento de contrato, incumplimiento de obligaciones o daños en la vivienda

Existen situaciones en las cuales el propietario no está obligado a devolver la totalidad del depósito en garantía al inquilino. Estas situaciones incluyen el incumplimiento de las condiciones del contrato por parte del inquilino, el incumplimiento de las obligaciones establecidas en el contrato o la ocasion de daños en la vivienda.

En estos casos, el propietario tiene el derecho de retener parte o la totalidad del depósito en garantía para cubrir los gastos ocasionados por el incumplimiento o los daños causados.

Es importante que el propietario justifique los motivos por los cuales retiene parte o la totalidad del depósito en garantía y que presente pruebas de los daños ocasionados.

La devolución del depósito en garantía de un alquiler está sujeta a ciertas condiciones y plazos. Si el inquilino cumple con todas las condiciones del contrato y no ha causado daños en la vivienda, el propietario está obligado a devolver el depósito en su totalidad dentro de los 30 días siguientes a la resolución del contrato. Sin embargo, si el inquilino incumple con las condiciones del contrato o causa daños en la vivienda, el propietario puede retener parte o la totalidad del depósito en garantía. Es importante que el propietario justifique los motivos de retención y presente pruebas de los daños ocasionados.

Te interesa  Asesoría laboral gratuita para trabajadores: Encuentra ayuda en línea

Deja un comentario