Diferencia entre Real Decreto y Real Decreto Ley: Descúbrela aquí

Real Decreto vs Real Decreto Ley

En el ámbito legislativo, es común encontrarnos con diferentes tipos de normas que regulan distintos aspectos de la vida en sociedad. Dos de estas normas son el Real Decreto y el Real Decreto Ley, las cuales, aunque pueden parecer similares, tienen diferencias importantes en cuanto a su definición, proceso de aprobación, límites en las materias que pueden regular y convalidación o derogación.

Definición y alcance

El Real Decreto es una disposición de carácter general que regula aspectos concretos de la legislación. Es una manifestación de la facultad propia del Ejecutivo o se ejerce por delegación de las Cortes. Su objetivo es desarrollar y complementar las leyes existentes, estableciendo normas específicas para su aplicación.

Por otro lado, el Real Decreto Ley es una norma con rango de ley aprobada por el Gobierno en casos de urgente necesidad. Es una potestad conferida al poder ejecutivo en situaciones de extraordinaria y urgente necesidad, en las que no es posible esperar a que se apruebe una ley ordinaria. Su objetivo es dar respuesta rápida a situaciones que requieren una actuación inmediata por parte del Gobierno.

Proceso de aprobación

El proceso de aprobación de un Real Decreto Ley es diferente al de un Real Decreto. Mientras que el Real Decreto Ley es aprobado directamente por el Gobierno, el Real Decreto es aprobado por el Consejo de Ministros, previa deliberación del mismo.

Además, el Real Decreto Ley debe ser convalidado o derogado por el Congreso en un plazo de treinta días a partir de su promulgación. Si el Congreso no lo convalida, el Real Decreto Ley pierde su vigencia. Por otro lado, el Real Decreto no requiere este proceso de convalidación por parte del Congreso.

Te interesa  Se puede rechazar una herencia: pasos para renunciar a favor de un familiar

Límites en las materias que puede regular

El Real Decreto Ley tiene límites en cuanto a las materias que puede regular. Estos límites están establecidos en la Constitución y excluyen aspectos como el ordenamiento de las instituciones básicas del Estado, los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos, el régimen de las Comunidades Autónomas y el Derecho electoral general.

Por su parte, el Real Decreto no tiene estas limitaciones y puede regular cualquier aspecto de la legislación, siempre y cuando esté dentro de las competencias del Gobierno.

Convalidación o derogación

Como mencionamos anteriormente, el Real Decreto Ley debe ser convalidado o derogado por el Congreso en un plazo de treinta días a partir de su promulgación. Si el Congreso no lo convalida, el Real Decreto Ley pierde su vigencia y queda derogado.

En cambio, el Real Decreto no requiere este proceso de convalidación por parte del Congreso y no puede ser derogado por esta vía. Sin embargo, el Gobierno puede modificar o derogar un Real Decreto en cualquier momento, siempre y cuando lo considere necesario.

La diferencia entre el Real Decreto y el Real Decreto Ley radica en su definición, proceso de aprobación, límites en las materias que pueden regular y convalidación o derogación. Mientras que el Real Decreto es una disposición de carácter general que regula aspectos concretos de la legislación, el Real Decreto Ley es una norma con rango de ley aprobada por el Gobierno en casos de urgente necesidad. Además, el Real Decreto Ley debe ser convalidado o derogado por el Congreso en un plazo de treinta días, mientras que el Real Decreto no requiere este proceso. Por último, el Real Decreto Ley tiene límites en cuanto a las materias que puede regular, excluyendo aspectos como el ordenamiento de las instituciones básicas del Estado, los derechos, deberes y libertades de los ciudadanos, el régimen de las Comunidades Autónomas y el Derecho electoral general, mientras que el Real Decreto no tiene estas limitaciones.

Te interesa  Qué se necesita para registrar una marca en la OMPI: Procedimiento internacional

Deja un comentario