Diferencia entre tarjeta de crédito y débito: conoce sus diferencias

Las tarjetas de crédito y débito son dos formas de pago muy comunes en la actualidad. Ambas ofrecen comodidad y seguridad al realizar transacciones, pero existen diferencias importantes entre ellas. En este artículo, te explicaremos detalladamente las diferencias entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito, para que puedas elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Funcionamiento de la tarjeta de débito

La tarjeta de débito es una forma de pago que está vinculada directamente a una cuenta corriente. Cuando realizas una compra con tu tarjeta de débito, el importe se carga directamente en tu cuenta corriente, por lo que necesitas tener fondos suficientes para poder realizar la transacción. Esto significa que no puedes gastar más dinero del que tienes en tu cuenta.

Cargo directo en la cuenta corriente

La principal diferencia entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito es que con la tarjeta de débito el importe se descuenta directamente de tu cuenta corriente. Esto implica que no tienes que preocuparte por pagar una factura al final del mes, ya que el dinero se deduce automáticamente de tu saldo disponible.

Estudio de viabilidad y límite de crédito

Al solicitar una tarjeta de débito, no es necesario que el banco realice un estudio de viabilidad, ya que el importe se carga directamente en tu cuenta corriente. Además, no hay un límite de crédito establecido, ya que solo puedes gastar el dinero que tienes en tu cuenta.

Retiro de efectivo en cajeros automáticos

Con una tarjeta de débito, puedes retirar efectivo en cajeros automáticos utilizando tu número PIN. Generalmente, el uso de la tarjeta de débito en la entidad financiera emisora no conlleva comisiones. Sin embargo, es posible que se apliquen comisiones si utilizas un cajero automático de otra entidad.

Te interesa  Qué es la inversión extranjera directa en México - Definición

Seguros y beneficios

Las tarjetas de débito generalmente no ofrecen seguros o beneficios adicionales. Su principal función es permitirte realizar pagos y retirar efectivo de tu cuenta corriente de forma cómoda y segura.

Funcionamiento de la tarjeta de crédito

La tarjeta de crédito es una forma de pago que te permite aplazar el cobro hasta el mes siguiente. Cuando realizas una compra con tu tarjeta de crédito, el importe se carga a tu cuenta de crédito, y al final del mes recibirás una factura con el total de tus compras realizadas durante ese periodo.

Aplazamiento del cobro

La principal diferencia entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito es que con la tarjeta de crédito puedes aplazar el cobro hasta el mes siguiente. Esto significa que puedes realizar compras sin tener el dinero disponible en ese momento, pero debes asegurarte de poder pagar la factura al final del mes.

Límite de crédito y estudio de viabilidad

Antes de concederte una tarjeta de crédito, el banco realiza un estudio de viabilidad para determinar si eres apto para obtener una tarjeta de crédito y establece un límite de crédito máximo. Este límite es el importe máximo que puedes gastar con tu tarjeta de crédito.

Financiamiento a plazos y cobro de intereses

Una de las ventajas de las tarjetas de crédito es que te permiten financiar tus compras a plazos. Esto significa que puedes pagar el importe total de tus compras en varios pagos mensuales. Sin embargo, debes tener en cuenta que si decides aplazar el pago, se te cobrarán intereses por el saldo pendiente.

Te interesa  ¿Cuánto dinero puedo sacar del banco sin declarar en un mes? Límites de retiro en efectivo

Seguros y beneficios

Las tarjetas de crédito suelen contar con seguros gratuitos, como protección en caso de comprar un objeto defectuoso o seguro de viaje. Además, algunas tarjetas de crédito ofrecen beneficios adicionales, como descuentos en establecimientos o acumulación de puntos que puedes canjear por regalos o descuentos.

La principal diferencia entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito es que con la tarjeta de débito el importe se carga directamente en tu cuenta corriente, mientras que con la tarjeta de crédito puedes aplazar el cobro hasta el mes siguiente. Además, las tarjetas de crédito suelen contar con límites de crédito, permiten financiar compras a plazos y ofrecen seguros y beneficios adicionales. Por otro lado, las tarjetas de débito no requieren un estudio de viabilidad, no tienen límite de crédito y no suelen ofrecer seguros o beneficios adicionales.

Deja un comentario