Diferencias sociedad civil y mercantil: conoce las claves

La sociedad civil y la sociedad mercantil son dos formas de organización empresarial que presentan diferencias significativas en cuanto a su propósito, actividad, regulación legal, responsabilidad de los socios, tipos de actividades y requisitos de gestión. A continuación, analizaremos cada una de estas diferencias para comprender mejor las características de cada tipo de sociedad.

Propósito y actividad

Sociedad civil: actividad no comercial

La sociedad civil se forma con el propósito de llevar a cabo una actividad no comercial. Esto significa que su objetivo principal no es obtener beneficios económicos, sino realizar actividades de carácter social, cultural, educativo, artístico o de servicios no comerciales. Por ejemplo, una asociación de vecinos, una ONG o una agrupación de profesionales liberales pueden constituir una sociedad civil.

Sociedad mercantil: actividades comerciales con ánimo de lucro

Por otro lado, la sociedad mercantil se establece con el propósito de realizar actividades comerciales con ánimo de lucro. Su objetivo principal es obtener beneficios económicos a través de la compra, venta o producción de bienes y servicios. Las sociedades mercantiles pueden adoptar diversas formas, como la sociedad anónima, la sociedad limitada, la sociedad colectiva, entre otras.

Regulación legal

Sociedad civil: regulada por el Código Civil

La sociedad civil está regulada por el Código Civil, que establece las normas y requisitos para su constitución y funcionamiento. Este código contempla aspectos como la responsabilidad de los socios, la gestión de la sociedad, la distribución de beneficios y la disolución de la sociedad.

Sociedad mercantil: sujeta al Código de Comercio

Por su parte, la sociedad mercantil está sujeta al Código de Comercio, que regula todas las actividades comerciales en un país. Este código establece las normas y requisitos específicos para la constitución y funcionamiento de las sociedades mercantiles, así como las obligaciones contables y fiscales que deben cumplir.

Te interesa  Compraventa con reserva de dominio: características y cláusulas

Responsabilidad de los socios

Sociedad civil: responsabilidad ilimitada

En una sociedad civil, los socios tienen una responsabilidad ilimitada. Esto significa que responden de manera personal y solidaria ante las deudas y obligaciones de la sociedad. En caso de que la sociedad no pueda hacer frente a sus deudas, los socios deberán utilizar su patrimonio personal para cubrir dichas deudas.

Sociedad mercantil: responsabilidad limitada en ciertas formas

En cambio, en ciertas formas de sociedades mercantiles, como la sociedad anónima o la sociedad limitada, los socios tienen una responsabilidad limitada. Esto significa que su responsabilidad se limita al capital que han aportado a la sociedad. En caso de que la sociedad no pueda hacer frente a sus deudas, los socios no están obligados a utilizar su patrimonio personal para cubrir dichas deudas.

Tipos de actividades

Sociedad civil: profesiones liberales, artísticas, educativas y servicios no comerciales

Las sociedades civiles suelen implicar a profesiones liberales, como abogados, médicos, arquitectos, entre otros. También pueden estar relacionadas con actividades artísticas, educativas o cualquier otro servicio de carácter no comercial. Por ejemplo, una asociación de artistas, una escuela de música o una fundación sin ánimo de lucro pueden constituir una sociedad civil.

Sociedad mercantil: diversas formas como sociedad anónima, sociedad limitada, sociedad colectiva, entre otras

Por su parte, las sociedades mercantiles pueden adoptar diversas formas, como la sociedad anónima, la sociedad limitada, la sociedad colectiva, entre otras. Estas formas de sociedad están orientadas a actividades comerciales y suelen estar relacionadas con la producción, distribución o venta de bienes y servicios. Por ejemplo, una empresa de fabricación de productos electrónicos, una tienda de ropa o un restaurante pueden constituir una sociedad mercantil.

Te interesa  Cómo hablar con un abogado gratis: Asesoramiento legal en español

Gestión y requisitos

Sociedad civil: gestión más simple y baja inversión inicial

La gestión de una sociedad civil suele ser más simple y menos burocrática en comparación con una sociedad mercantil. Además, la inversión inicial requerida para constituir una sociedad civil suele ser más baja, ya que no se requiere un capital mínimo. Sin embargo, es importante destacar que las sociedades civiles también deben cumplir con ciertos requisitos legales y fiscales, aunque suelen ser menos rigurosos que los de las sociedades mercantiles.

Sociedad mercantil: mayor capital inicial y cumplimiento de normas contables y fiscales más rigurosas

Por otro lado, las sociedades mercantiles requieren un capital inicial más alto y deben cumplir con normas contables y fiscales más rigurosas. Esto implica llevar una contabilidad adecuada, presentar declaraciones fiscales periódicas y cumplir con otras obligaciones legales. Además, en algunas formas de sociedades mercantiles, como la sociedad anónima, se requiere la participación de un número mínimo de socios y la realización de asambleas generales de socios.

Las diferencias entre la sociedad civil y la sociedad mercantil radican en su propósito y actividad, regulación legal, responsabilidad de los socios, tipos de actividades y requisitos de gestión. Es importante tener en cuenta estas diferencias al momento de decidir qué tipo de sociedad es más adecuada para llevar a cabo una determinada actividad empresarial.

Deja un comentario