Gastos fiscalmente deducibles modelo 130: ¿cuáles son?

Gastos deducibles en el modelo 130

El modelo 130 es una declaración trimestral que deben presentar los autónomos para liquidar el pago fraccionado del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En esta declaración, los autónomos pueden deducir una serie de gastos que están directamente relacionados con su actividad económica. Estos gastos son considerados fiscalmente deducibles, lo que significa que se pueden restar del total de ingresos obtenidos para calcular la base imponible y, por lo tanto, reducir la cantidad de impuestos a pagar.

Consumos de explotación

Los consumos de explotación son aquellos gastos que se realizan para llevar a cabo la actividad económica del autónomo. Estos gastos pueden incluir la compra de materias primas, mercancías, productos terminados, envases, embalajes, etc. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Gastos de personal

Los gastos de personal son aquellos gastos que se realizan para contratar y mantener a los empleados del autónomo. Estos gastos pueden incluir los salarios, las cotizaciones a la Seguridad Social, las indemnizaciones por despido, los seguros sociales, etc. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Cuota de autónomos

La cuota de autónomos es el importe que los autónomos deben pagar mensualmente a la Seguridad Social para poder disfrutar de los beneficios y derechos que ofrece el sistema de seguridad social. Esta cuota es considerada un gasto fiscalmente deducible, ya que está directamente relacionada con la actividad económica del autónomo.

Te interesa  Libro registro de ventas e ingresos: cómo llevarlo

Suministros

Los suministros son aquellos gastos que se realizan para mantener en funcionamiento el lugar de trabajo del autónomo. Estos gastos pueden incluir el alquiler del local, el pago de la luz, el agua, el gas, el teléfono, etc. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Gastos deducibles adicionales

Servicios de profesionales independientes

Los servicios de profesionales independientes son aquellos gastos que se realizan para contratar los servicios de otros profesionales que no forman parte de la plantilla del autónomo. Estos gastos pueden incluir los honorarios de abogados, asesores fiscales, consultores, etc. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Arrendamientos

Los arrendamientos son aquellos gastos que se realizan para alquilar un local, una oficina, una nave industrial, etc. Estos gastos pueden incluir el importe del alquiler, los gastos de comunidad, los impuestos municipales, etc. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Gastos de manutención

Los gastos de manutención son aquellos gastos que se realizan para alimentarse durante el desarrollo de la actividad económica del autónomo. Estos gastos pueden incluir el importe de las comidas, las cenas, los desayunos, etc. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Tributos fiscalmente deducibles

Los tributos fiscalmente deducibles son aquellos impuestos que el autónomo debe pagar y que pueden ser restados de los ingresos obtenidos para calcular la base imponible. Estos impuestos pueden incluir el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), etc. Es importante tener en cuenta que estos impuestos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Te interesa  ¿Quién tiene derecho a la deducción por familia numerosa? Requisitos

Otros gastos deducibles

Gastos financieros

Los gastos financieros son aquellos gastos que se realizan para obtener financiación para la actividad económica del autónomo. Estos gastos pueden incluir los intereses de los préstamos, las comisiones bancarias, etc. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Otros gastos deducibles

Además de los gastos mencionados anteriormente, existen otros gastos que también pueden ser considerados fiscalmente deducibles en el modelo 130. Estos gastos pueden incluir los gastos de publicidad y marketing, los gastos de formación, los gastos de viaje, etc. Es importante tener en cuenta que estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo.

Los gastos fiscalmente deducibles en el modelo 130 son aquellos gastos que están directamente relacionados con la actividad económica del autónomo y que pueden ser restados del total de ingresos obtenidos para calcular la base imponible. Estos gastos incluyen los consumos de explotación, los gastos de personal, la cuota de autónomos, los suministros, los servicios de profesionales independientes, los arrendamientos, los gastos de manutención, los tributos fiscalmente deducibles, los gastos financieros y otros gastos deducibles. Es importante tener en cuenta que todos estos gastos deben estar debidamente justificados y relacionados directamente con la actividad económica del autónomo para poder ser considerados fiscalmente deducibles.

Deja un comentario