Impuesto Mecanismo de Equidad Intergeneracional: Impacto en la nómina

¿Qué es el impuesto de equidad intergeneracional?

El impuesto de equidad intergeneracional es un nuevo tipo de cotización introducido en las nóminas de todos los trabajadores por cuenta ajena, sus empresas empleadoras y los profesionales autónomos. Este impuesto tiene como objetivo evitar que las generaciones más jóvenes asuman todo el peso de la jubilación de grupos generacionales más poblados, repartiendo de forma equilibrada este esfuerzo.

Objetivo del impuesto

El objetivo principal del impuesto de equidad intergeneracional es garantizar una distribución justa y equitativa de los costos de la jubilación entre las diferentes generaciones. Con el envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida, es necesario implementar medidas que eviten que las generaciones más jóvenes soporten una carga excesiva en el sistema de pensiones.

Cotización finalista y temporal

El impuesto de equidad intergeneracional se implementa a través de una cotización finalista y temporal. Esto significa que los fondos recaudados a través de esta cotización se destinan exclusivamente a financiar el sistema de pensiones y que su aplicación es temporal, es decir, tiene una duración determinada.

Porcentaje de cotización

El porcentaje de cotización del impuesto de equidad intergeneracional varía según el año y se calcula sobre la base de cotización de contingencias comunes. En el año 2024, este porcentaje es del 0,70 %. Sin embargo, es importante tener en cuenta que este porcentaje puede cambiar en futuros años, dependiendo de las necesidades del sistema de pensiones y de las decisiones políticas.

Impacto en la nómina

El impuesto de equidad intergeneracional tiene un impacto directo en la nómina de los trabajadores y en los costos para las empresas. A continuación, se detalla cómo se distribuye este impacto:

Te interesa  Pedir cita previa Agencia Tributaria - Guía de asistencia

Porcentaje asumido por el trabajador

El trabajador asume una parte del impuesto de equidad intergeneracional a través de una deducción en su nómina. En el caso del año 2024, el trabajador debe pagar el 0,12 % de su base de cotización de contingencias comunes como parte de este impuesto.

Porcentaje asumido por la empresa

La empresa también debe contribuir al impuesto de equidad intergeneracional. En el año 2024, el porcentaje que la empresa debe pagar es del 0,58 % de la base de cotización de contingencias comunes.

Efecto en la nómina y coste para la empresa

El impuesto de equidad intergeneracional se traduce en un mayor descuento en la nómina para el trabajador, ya que debe asumir una parte de este impuesto. Esto significa que el trabajador recibirá un salario neto menor.

Por otro lado, el impuesto de equidad intergeneracional también representa un mayor coste para las empresas, ya que deben contribuir con un porcentaje adicional a la cotización de contingencias comunes. Esto puede afectar la rentabilidad de las empresas y su capacidad para contratar y mantener empleados.

El impuesto de equidad intergeneracional tiene un impacto directo en la nómina de los trabajadores y en los costos para las empresas. Es importante tener en cuenta este impuesto al calcular los ingresos y gastos relacionados con el empleo, tanto para los trabajadores como para las empresas.

Deja un comentario