La empresa está obligada a retener IRPF: conoce tus derechos

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un tributo que grava los ingresos de las personas físicas en España. En el ámbito laboral, la empresa está obligada a retener IRPF en la nómina de sus empleados, de acuerdo a los tramos establecidos por la legislación fiscal.

Retención del IRPF en la nómina

La retención del IRPF es una obligación que recae sobre la empresa como pagadora de los salarios. Esta retención se realiza de forma mensual y se calcula en función de los ingresos del empleado y de los tramos establecidos por la Agencia Tributaria.

Tramos establecidos

Los tramos del IRPF son los porcentajes que se aplican sobre la base imponible del empleado para determinar la cantidad a retener. Estos tramos varían cada año y se establecen en la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Por ejemplo, en el año 2021, los tramos del IRPF para los ingresos del trabajo son los siguientes:

  • Hasta 12.450 euros: 19%
  • De 12.450 euros a 20.200 euros: 24%
  • De 20.200 euros a 35.200 euros: 30%
  • De 35.200 euros a 60.000 euros: 37%
  • Más de 60.000 euros: 47%

Estos porcentajes se aplican de forma progresiva, es decir, solo se aplica el porcentaje correspondiente al tramo en el que se encuentra la base imponible del empleado.

Información al empleado

La empresa está obligada a informar al empleado de la retención del IRPF que se le aplicará en su nómina. Esta información debe ser clara y detallada, especificando el porcentaje de retención y la base imponible utilizada para su cálculo.

Además, la empresa debe proporcionar al empleado un certificado de retenciones al finalizar el año fiscal, donde se reflejen todas las retenciones realizadas a lo largo del año.

Te interesa  Factura Proforma y Factura Definitiva: Diferencias y Uso

Ingreso en Hacienda

La empresa tiene la obligación de ingresar en Hacienda las cantidades retenidas por concepto de IRPF. Estos ingresos se realizan de forma periódica, generalmente de forma trimestral o mensual, dependiendo del volumen de retenciones realizadas.

Es importante destacar que la empresa no puede utilizar las retenciones del IRPF para otros fines, ya que están destinadas exclusivamente al pago del impuesto por parte del empleado.

Consecuencias de la retención incorrecta

Si la empresa realiza una retención incorrecta del IRPF en la nómina del empleado, pueden producirse diferentes consecuencias tanto para la empresa como para el empleado.

Multa para la empresa

En caso de que la empresa realice una retención incorrecta o no realice la retención correspondiente, puede ser sancionada por la Agencia Tributaria. Las multas pueden variar en función de la gravedad de la infracción y pueden suponer un importante coste económico para la empresa.

Reclamación por parte del empleado

Si el empleado considera que la retención del IRPF realizada por la empresa es incorrecta, tiene derecho a reclamar y solicitar la corrección de la misma. Para ello, deberá presentar una reclamación ante la empresa y, en caso de no obtener una respuesta satisfactoria, podrá acudir a la Inspección de Trabajo o a los tribunales correspondientes.

Es importante que el empleado conserve toda la documentación relacionada con las retenciones del IRPF, como las nóminas y los certificados de retenciones, ya que será necesaria para respaldar su reclamación.

Procedimiento para corregir retenciones erróneas

Si el empleado considera que la retención del IRPF realizada por la empresa es incorrecta, puede seguir los siguientes pasos para corregir la situación:

Te interesa  ¿Qué es adeudo en cuenta? Definición y concepto

Comunicación con la empresa

Lo primero que debe hacer el empleado es comunicar a la empresa su discrepancia con la retención realizada. Esta comunicación puede realizarse de forma verbal o por escrito, aunque se recomienda hacerlo por escrito para dejar constancia de la reclamación.

En la comunicación, el empleado debe explicar detalladamente cuál es su discrepancia y aportar la documentación necesaria para respaldar su reclamación.

Revisión de la nómina

Una vez realizada la comunicación, la empresa está obligada a revisar la retención del IRPF realizada en la nómina del empleado. En caso de que se compruebe que la retención es incorrecta, la empresa deberá corregirla y realizar los ajustes necesarios en las nóminas posteriores.

Si la empresa se niega a corregir la retención o no responde a la reclamación del empleado, este podrá acudir a la Inspección de Trabajo o a los tribunales correspondientes para hacer valer sus derechos.

La empresa está obligada a retener IRPF en la nómina de sus empleados de acuerdo a los tramos establecidos por la legislación fiscal. Es importante que tanto la empresa como el empleado conozcan sus derechos y obligaciones en relación a la retención del IRPF, para evitar posibles sanciones y conflictos laborales.

Deja un comentario