Macroentorno y microentorno de una empresa: diferencias principales en marketing

Definición de microentorno y macroentorno

Microentorno

El microentorno se refiere a todos aquellos elementos que están cercanos a la empresa y que tienen un impacto directo en sus operaciones diarias y resultados. Estos elementos incluyen a los proveedores, intermediarios, públicos y la propia compañía.

Los proveedores son aquellos que suministran los recursos necesarios para que la empresa pueda llevar a cabo su actividad. Pueden ser proveedores de materias primas, de servicios o de cualquier otro tipo de recurso necesario para la producción o prestación de servicios.

Los intermediarios son aquellos que facilitan la distribución de los productos o servicios de la empresa. Pueden ser mayoristas, minoristas, agentes o distribuidores, entre otros. Su función es asegurar que los productos o servicios lleguen de manera eficiente y efectiva al consumidor final.

Los públicos son aquellos grupos de personas que tienen un interés o influencia en la empresa. Pueden ser clientes, empleados, accionistas, competidores, entre otros. La empresa debe tener en cuenta las necesidades y expectativas de estos públicos para poder satisfacerlas de manera adecuada.

Por último, la propia compañía también forma parte del microentorno. Esto incluye a los diferentes departamentos y áreas de la empresa, así como a los directivos y empleados. La forma en que la empresa se organiza y gestiona también tiene un impacto directo en su funcionamiento y resultados.

Macroentorno

Por otro lado, el macroentorno se refiere a todos aquellos elementos externos e incontrolables que afectan a la empresa de manera general y permanente. Estos elementos incluyen condiciones demográficas, culturales, económicas, políticas, tecnológicas y sociales.

Las condiciones demográficas se refieren a características de la población como la edad, el género, la distribución geográfica, entre otros. Estas características pueden tener un impacto en la demanda de los productos o servicios de la empresa.

Las condiciones culturales se refieren a los valores, creencias y comportamientos de una sociedad. Estos elementos pueden influir en las preferencias y decisiones de compra de los consumidores, así como en la forma en que la empresa se comunica y promociona sus productos o servicios.

Te interesa  Que puede ser comprendido fácilmente: Sinónimos

Las condiciones económicas se refieren a factores como el crecimiento económico, la inflación, el desempleo, entre otros. Estos factores pueden afectar la capacidad de compra de los consumidores y, por lo tanto, la demanda de los productos o servicios de la empresa.

Las condiciones políticas se refieren a las políticas y regulaciones establecidas por el gobierno. Estas políticas pueden tener un impacto en la forma en que la empresa opera y en las decisiones que toma.

Las condiciones tecnológicas se refieren a los avances tecnológicos y su impacto en la forma en que se producen y consumen los productos o servicios. La empresa debe estar al tanto de estos avances y adaptarse a ellos para mantenerse competitiva en el mercado.

Por último, las condiciones sociales se refieren a los cambios en los estilos de vida, las actitudes y las tendencias sociales. Estos cambios pueden influir en las preferencias y decisiones de compra de los consumidores, así como en la forma en que la empresa se posiciona en el mercado.

Elementos incluidos en cada entorno

Microentorno

En el microentorno, encontramos los siguientes elementos:

– Proveedores: aquellos que suministran los recursos necesarios para la empresa.
– Intermediarios: aquellos que facilitan la distribución de los productos o servicios de la empresa.
– Públicos: grupos de personas con interés o influencia en la empresa.
– La propia compañía: los diferentes departamentos, áreas, directivos y empleados de la empresa.

Macroentorno

En el macroentorno, encontramos los siguientes elementos:

– Condiciones demográficas: características de la población que pueden afectar la demanda de los productos o servicios de la empresa.
– Condiciones culturales: valores, creencias y comportamientos de una sociedad que pueden influir en las preferencias y decisiones de compra de los consumidores.
– Condiciones económicas: factores económicos que pueden afectar la capacidad de compra de los consumidores.
– Condiciones políticas: políticas y regulaciones establecidas por el gobierno que pueden afectar la forma en que la empresa opera.
– Condiciones tecnológicas: avances tecnológicos y su impacto en la producción y consumo de productos o servicios.
– Condiciones sociales: cambios en los estilos de vida, actitudes y tendencias sociales que pueden influir en las preferencias y decisiones de compra de los consumidores.

Te interesa  Cuál era la ideología de Adam Smith: La idea de una sociedad bien gobernada

Impacto en la empresa

Microentorno

El microentorno tiene un impacto directo en las operaciones diarias y resultados de la empresa. Los proveedores, por ejemplo, pueden afectar la calidad y disponibilidad de los recursos necesarios para la producción. Los intermediarios pueden influir en la forma en que los productos o servicios llegan al consumidor final. Los públicos pueden tener expectativas y necesidades que la empresa debe satisfacer para mantener su reputación y fidelizar a sus clientes. Y la propia compañía, a través de su organización y gestión, puede influir en la eficiencia y efectividad de sus operaciones.

Macroentorno

Por otro lado, el macroentorno es una influencia general y permanente que afecta al mercado en el que opera la empresa. Las condiciones demográficas, culturales, económicas, políticas, tecnológicas y sociales pueden tener un impacto en la demanda de los productos o servicios de la empresa. Por ejemplo, cambios en la demografía pueden llevar a cambios en las preferencias de los consumidores. Cambios en la cultura pueden influir en la forma en que la empresa se comunica y promociona sus productos o servicios. Cambios en la economía pueden afectar la capacidad de compra de los consumidores. Cambios en la política pueden influir en las políticas y regulaciones que afectan a la empresa. Cambios en la tecnología pueden requerir que la empresa se adapte para mantenerse competitiva. Y cambios en la sociedad pueden influir en las preferencias y decisiones de compra de los consumidores.

Niveles de control

Microentorno

El microentorno son fuerzas sobre las cuales la empresa puede actuar de forma inmediata. La empresa puede seleccionar y gestionar a sus proveedores, establecer relaciones con intermediarios, gestionar las expectativas y necesidades de sus públicos, y organizar y gestionar de manera eficiente sus propios recursos y operaciones.

Te interesa  ¿Qué es un efecto comercial? - Descubre los más utilizados

Macroentorno

Por otro lado, el macroentorno es externo y la empresa no tiene control sobre él. La empresa no puede controlar las condiciones demográficas, culturales, económicas, políticas, tecnológicas y sociales. Sin embargo, la empresa puede adaptarse y responder a estos cambios. Puede analizar y comprender las tendencias y cambios en el macroentorno, y ajustar su estrategia y operaciones en consecuencia.

El microentorno y el macroentorno son dos conceptos clave en el marketing. El microentorno incluye elementos cercanos a la empresa como proveedores, intermediarios, públicos y la propia compañía, mientras que el macroentorno abarca elementos externos e incontrolables como condiciones demográficas, culturales, económicas, políticas, tecnológicas y sociales. El microentorno afecta directamente las operaciones diarias y resultados de la empresa, mientras que el macroentorno es una influencia general y permanente que afecta al mercado. El microentorno son fuerzas sobre las cuales la empresa puede actuar de forma inmediata, mientras que el macroentorno es externo y la empresa no tiene control sobre él.

Deja un comentario