Qué arreglos paga el inquilino: responsabilidades de mantenimiento en alquiler

Al momento de alquilar una vivienda, es importante tener en cuenta las responsabilidades de mantenimiento que recaen sobre el inquilino. Si bien el propietario es el encargado de realizar las reparaciones mayores y mantener la estructura del inmueble, existen ciertos arreglos que son responsabilidad del inquilino. En este artículo, exploraremos qué arreglos paga el inquilino y cuáles son sus responsabilidades en cuanto al mantenimiento en alquiler.

Responsabilidades generales del inquilino

Mantener la vivienda en condiciones

Una de las principales responsabilidades del inquilino es mantener la vivienda en las condiciones en las que la recibió. Esto implica cuidar y mantener limpios los espacios comunes, como el salón, la cocina y el baño. Además, el inquilino debe asegurarse de que no haya daños o desperfectos en la vivienda causados por su negligencia.

Deterioro por mal uso

Otra responsabilidad del inquilino es hacerse cargo de todo deterioro por mal uso. Esto incluye cualquier daño causado por el inquilino o sus invitados, como roturas de ventanas, puertas o electrodomésticos. En estos casos, el inquilino deberá reparar o reemplazar los elementos dañados.

Reparaciones de agujeros y pintura

El inquilino también es responsable de realizar las reparaciones necesarias en caso de que haya agujeros en las paredes causados por cuadros, estanterías u otros elementos decorativos. Asimismo, si la pintura de la vivienda se encuentra en mal estado debido al desgaste normal o a daños causados por el inquilino, este deberá encargarse de su reparación o repintado.

Arreglos de muebles y utensilios

El inquilino es responsable de mantener en buen estado los muebles y utensilios proporcionados por el propietario. Si alguno de estos elementos se daña o se rompe debido al mal uso o negligencia del inquilino, este deberá repararlo o reemplazarlo.

Te interesa  Diferencias sociedad civil y mercantil: conoce las claves

Responsabilidades específicas

Instalaciones de electricidad

En cuanto a las instalaciones de electricidad, el inquilino es responsable de mantenerlas en buen estado y realizar las reparaciones necesarias en caso de averías o fallos. Sin embargo, es importante destacar que las reparaciones eléctricas más complejas deben ser realizadas por un profesional cualificado.

Instalaciones de agua

En lo que respecta a las instalaciones de agua, el inquilino debe asegurarse de que no haya fugas ni averías en grifos, tuberías o sanitarios. Si se produce alguna avería, el inquilino debe informar al propietario de inmediato y, en algunos casos, puede ser responsable de cubrir los gastos de reparación.

El inquilino tiene ciertas responsabilidades de mantenimiento en alquiler. Estas incluyen mantener la vivienda en condiciones, hacerse cargo del deterioro por mal uso, realizar reparaciones de agujeros y pintura, arreglar muebles y utensilios, y mantener o sustituir las instalaciones de electricidad y agua cuando sea necesario. Es importante que el inquilino cumpla con estas responsabilidades para garantizar una convivencia armoniosa y preservar la vivienda en buen estado.

Deja un comentario