Qué dice el artículo 107 del Estatuto Tributario: Expensas necesarias deducibles

Expensas necesarias deducibles según el artículo 107

El artículo 107 del Estatuto Tributario establece las expensas necesarias deducibles para efectos fiscales. Estas son los gastos que una empresa puede restar de sus ingresos brutos para determinar su base gravable y así calcular el impuesto a pagar.

Gastos de administración

Según el artículo 107, los gastos de administración son aquellos necesarios para el funcionamiento y gestión de la empresa. Esto incluye los salarios y prestaciones de los empleados administrativos, los servicios profesionales contratados para asesoría y consultoría, los gastos de oficina, como el alquiler, los suministros y el mantenimiento, y los seguros necesarios para proteger los activos de la empresa.

Es importante destacar que los gastos de administración deben estar debidamente respaldados y justificados. La empresa debe contar con la documentación correspondiente, como facturas, contratos y comprobantes de pago, para poder deducir estos gastos.

Gastos de comercialización

Los gastos de comercialización, según el artículo 107, son aquellos necesarios para promocionar y vender los productos o servicios de la empresa. Esto incluye los gastos de publicidad y marketing, como la creación y difusión de anuncios, la participación en ferias y exposiciones, y la elaboración de material promocional.

También se consideran gastos de comercialización los relacionados con la distribución y venta de los productos o servicios, como los gastos de transporte y logística, los descuentos y bonificaciones otorgados a los clientes, y los gastos de personal de ventas.

Al igual que los gastos de administración, los gastos de comercialización deben estar debidamente respaldados y justificados. La empresa debe contar con la documentación correspondiente, como facturas, contratos y comprobantes de pago, para poder deducir estos gastos.

Gastos financieros

Por último, el artículo 107 también permite deducir los gastos financieros necesarios para el funcionamiento de la empresa. Estos incluyen los intereses pagados por préstamos y créditos obtenidos para financiar la actividad empresarial, los gastos por servicios bancarios, como comisiones y cargos por transacciones, y los gastos por servicios de asesoría financiera y contable.

Te interesa  ¿Cómo se valora un inmueble en el modelo 720? Descúbrelo aquí

Es importante destacar que los gastos financieros solo son deducibles si están directamente relacionados con la actividad económica de la empresa. Además, la empresa debe contar con la documentación correspondiente, como contratos de préstamo y estados de cuenta, para poder deducir estos gastos.

El artículo 107 del Estatuto Tributario establece las expensas necesarias deducibles para efectos fiscales. Estas incluyen los gastos de administración, los gastos de comercialización y los gastos financieros. Es importante que las empresas cuenten con la documentación correspondiente para respaldar y justificar estos gastos y así poder deducirlos correctamente.

Deja un comentario