¿Qué es el activo corriente y cómo se calcula? Descúbrelo aquí

El activo corriente es un concepto fundamental en el ámbito financiero y contable de una empresa. Se refiere a los recursos y derechos que la empresa posee y que son utilizados en su actividad diaria. Estos recursos son de vital importancia para la gestión de las cuentas de la empresa y para determinar su liquidez.

Importancia del activo corriente

El activo corriente es esencial para la gestión de las cuentas de una empresa. Este activo está compuesto por los recursos que la empresa necesita para llevar a cabo su actividad diaria. Sin estos recursos, la empresa no podría funcionar de manera eficiente y efectiva.

Gestión de cuentas de la empresa

El activo corriente es utilizado para gestionar las cuentas de la empresa. Incluye derechos y bienes que son necesarios para llevar a cabo la actividad de la empresa. Estos derechos pueden ser reconocimientos de deuda, derechos de marchas, cuentas por cobrar, entre otros. Los bienes pueden ser maquinaria, vehículos, entre otros.

Recursos para la actividad diaria

El activo corriente proporciona los recursos necesarios para la actividad diaria de la empresa. Estos recursos son utilizados para pagar a los proveedores, mantener el inventario, pagar los salarios de los empleados, entre otros gastos operativos. Sin estos recursos, la empresa no podría llevar a cabo su actividad de manera eficiente.

Clasificación del activo corriente

El activo corriente se clasifica en diferentes categorías. Estas categorías incluyen el activo corriente disponible, el activo corriente exigible, el activo corriente realizable y el activo corriente diferido.

El activo corriente disponible se refiere a los recursos que la empresa tiene a su disposición de manera inmediata. Estos recursos pueden ser efectivo, cuentas bancarias, entre otros.

Te interesa  ¿Qué es el activo fijo bruto? Definición y concepto

El activo corriente exigible se refiere a las obligaciones que la empresa tiene que pagar en un plazo corto. Estas obligaciones pueden ser cuentas por pagar, préstamos a corto plazo, entre otros.

El activo corriente realizable se refiere a los derechos que la empresa tiene y que se espera que se conviertan en efectivo en un plazo corto. Estos derechos pueden ser cuentas por cobrar, inversiones a corto plazo, entre otros.

El activo corriente diferido se refiere a los gastos que la empresa ha pagado por adelantado y que se espera que se conviertan en beneficios en el futuro. Estos gastos pueden ser seguros pagados por adelantado, alquileres pagados por adelantado, entre otros.

Determinación de la liquidez de la empresa

El activo corriente es fundamental para determinar la liquidez de la empresa. La liquidez se refiere a la capacidad de la empresa para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo. Cuanto mayor sea el activo corriente de la empresa, mayor será su liquidez y mayor será su capacidad para hacer frente a sus obligaciones.

El cálculo del activo corriente es relativamente sencillo. Se calcula sumando el activo corriente y el activo no corriente. El activo corriente incluye los recursos que la empresa tiene a su disposición de manera inmediata, mientras que el activo no corriente incluye los recursos que la empresa tiene a largo plazo.

Cálculo del activo corriente

Suma del activo corriente y no corriente

El cálculo del activo corriente se realiza sumando el activo corriente y el activo no corriente. El activo corriente incluye los recursos que la empresa tiene a su disposición de manera inmediata, mientras que el activo no corriente incluye los recursos que la empresa tiene a largo plazo.

Te interesa  La desviación típica o estándar: fórmula y concepto

El activo corriente se calcula sumando los siguientes elementos:

  • Efectivo y equivalentes de efectivo
  • Cuentas por cobrar
  • Inventarios
  • Inversiones a corto plazo
  • Otros activos corrientes

El activo no corriente se calcula sumando los siguientes elementos:

  • Propiedades, planta y equipo
  • Inversiones a largo plazo
  • Activos intangibles
  • Otros activos no corrientes

Una vez que se han sumado estos elementos, se obtiene el activo total de la empresa. Este activo total se utiliza para determinar la liquidez de la empresa y su capacidad para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.

El activo corriente es esencial para la gestión de las cuentas de una empresa. Se refiere a los recursos y derechos que la empresa posee y que son utilizados en su actividad diaria. El cálculo del activo corriente se realiza sumando el activo corriente y el activo no corriente. Este cálculo es fundamental para determinar la liquidez de la empresa y su capacidad para hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.

Deja un comentario