¿Qué es el Modelo 390 de la Agencia Tributaria? Descubre su propósito

Declaración-resumen anual del IVA

El Modelo 390 es una declaración-resumen anual del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que debe ser presentada ante la Agencia Tributaria. Esta declaración tiene como objetivo recopilar y resumir toda la información relativa a las operaciones realizadas a lo largo del año fiscal en relación al IVA.

¿En qué consiste?

El Modelo 390 recopila información sobre las operaciones realizadas por los contribuyentes en relación al IVA durante el año fiscal. Esto incluye tanto las operaciones de compra como las de venta, así como cualquier otra operación sujeta a este impuesto.

En esta declaración se deben incluir los importes totales de las operaciones realizadas, así como los importes de IVA repercutido y soportado. Además, también se deben incluir los datos identificativos de los clientes y proveedores con los que se han realizado estas operaciones.

¿Quiénes deben presentarlo?

El Modelo 390 debe ser presentado por todos aquellos contribuyentes que estén obligados a presentar declaraciones periódicas de IVA. Esto incluye a los autónomos, empresas y profesionales que estén dados de alta en el régimen general del IVA.

Es importante destacar que la presentación del Modelo 390 es obligatoria, incluso si durante el año fiscal no se han realizado operaciones sujetas a IVA. En este caso, se deberá presentar una declaración con importes nulos.

¿Cuál es el plazo de presentación?

El plazo de presentación del Modelo 390 es anual y coincide con el primer mes del año siguiente al año fiscal al que se refiere la declaración. Es decir, se debe presentar durante el mes de enero.

Es importante tener en cuenta que este plazo es improrrogable, por lo que es fundamental cumplir con la fecha límite de presentación para evitar posibles sanciones o recargos.

Te interesa  Cuando el banco informa a Hacienda: Obligaciones de informar

¿Qué información se debe incluir?

En el Modelo 390 se debe incluir toda la información relativa a las operaciones realizadas en relación al IVA durante el año fiscal. Esto incluye:

  • Importes totales de las operaciones de compra y venta.
  • Importes de IVA repercutido y soportado.
  • Datos identificativos de los clientes y proveedores con los que se han realizado estas operaciones.

Es importante asegurarse de que toda la información incluida en el Modelo 390 sea correcta y esté debidamente documentada, ya que la Agencia Tributaria puede realizar comprobaciones y requerir documentación adicional en caso de discrepancias.

Presentación de autoliquidaciones y declaraciones informativas

Además de la declaración-resumen anual del IVA, el Modelo 390 también permite la presentación de determinadas autoliquidaciones y declaraciones informativas de naturaleza tributaria.

¿Qué tipo de autoliquidaciones se pueden presentar?

El Modelo 390 permite la presentación de autoliquidaciones de diferentes impuestos, como el Impuesto sobre Sociedades, el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, entre otros.

Estas autoliquidaciones deben ser presentadas por aquellos contribuyentes que estén obligados a realizar pagos a cuenta o liquidaciones periódicas de estos impuestos.

¿Qué declaraciones informativas se incluyen?

El Modelo 390 también permite la presentación de declaraciones informativas de naturaleza tributaria. Estas declaraciones incluyen información sobre operaciones o situaciones específicas que deben ser comunicadas a la Agencia Tributaria.

Algunas de las declaraciones informativas que se pueden incluir en el Modelo 390 son la declaración informativa de operaciones con terceras personas, la declaración informativa de operaciones con bienes y derechos situados en el extranjero, o la declaración informativa de préstamos y créditos y otras operaciones financieras.

Te interesa  Los gastos de fisioterapia son deducibles: requisitos y condiciones

¿Cuál es la periodicidad de presentación?

La periodicidad de presentación de las autoliquidaciones y declaraciones informativas incluidas en el Modelo 390 varía en función del impuesto o situación a declarar.

Algunas autoliquidaciones deben ser presentadas de forma trimestral, mientras que otras tienen una periodicidad anual. Por su parte, las declaraciones informativas suelen tener una periodicidad anual, aunque en algunos casos pueden ser presentadas de forma trimestral o incluso mensual.

Declaraciones censales, comunicaciones y solicitudes de devolución

Además de las autoliquidaciones y declaraciones informativas, el Modelo 390 también permite la presentación de declaraciones censales, comunicaciones y solicitudes de devolución de naturaleza tributaria.

¿Qué trámites se pueden realizar?

Mediante el Modelo 390 se pueden realizar diferentes trámites ante la Agencia Tributaria, como la comunicación de cambios en los datos censales, la solicitud de devolución de impuestos o la comunicación de situaciones especiales, entre otros.

Estos trámites son necesarios para mantener actualizada la información tributaria y cumplir con las obligaciones fiscales establecidas por la Agencia Tributaria.

¿Quiénes deben presentar estas declaraciones?

La presentación de declaraciones censales, comunicaciones y solicitudes de devolución incluidas en el Modelo 390 es obligatoria para aquellos contribuyentes que estén obligados a realizar estos trámites según la normativa tributaria.

Es importante consultar la normativa vigente y verificar si se está obligado a presentar alguna de estas declaraciones, ya que el incumplimiento de esta obligación puede conllevar sanciones o recargos.

¿Cuál es el procedimiento para solicitar devoluciones?

En el caso de las solicitudes de devolución incluidas en el Modelo 390, es necesario seguir un procedimiento específico establecido por la Agencia Tributaria.

Este procedimiento puede variar en función del tipo de devolución solicitada, por lo que es importante consultar la normativa vigente y seguir las indicaciones proporcionadas por la Agencia Tributaria para realizar correctamente la solicitud de devolución.

Te interesa  Contrato sin peculiaridades de cotización: Cómo corregir el error 4849

El Modelo 390 de la Agencia Tributaria es una declaración-resumen anual del IVA que debe ser presentada por aquellos contribuyentes que estén obligados a realizar declaraciones periódicas de este impuesto. Además, este modelo también permite la presentación de autoliquidaciones, declaraciones informativas, declaraciones censales, comunicaciones y solicitudes de devolución de naturaleza tributaria. Es importante cumplir con el plazo de presentación y asegurarse de incluir toda la información requerida de forma correcta y documentada.

Deja un comentario