¿Qué es el sesgo de confirmación? Descubre su definición

El sesgo de confirmación es un fenómeno psicológico que afecta la forma en que procesamos la información y tomamos decisiones. Se refiere a la tendencia de las personas a buscar, interpretar y recordar información de manera que respalde sus creencias, expectativas o hipótesis preexistentes, mientras que descartan o ignoran la información que contradice esas creencias.

Definición del sesgo de confirmación

El sesgo de confirmación es un proceso cognitivo que ocurre de forma inconsciente y que puede influir en nuestras percepciones, juicios y decisiones. Es una forma de pensamiento selectivo que nos lleva a buscar y prestar atención a la información que confirma nuestras creencias y a ignorar o descartar la información que las contradice.

Este sesgo puede ser especialmente problemático cuando se trata de tomar decisiones importantes o cuando se busca llegar a conclusiones basadas en evidencia. Puede llevar a conclusiones inexactas e incluso poco éticas si no se reconoce y se protege activamente contra él al estar abiertos a evidencia que no sea consistente con nuestras creencias y teorías.

Buscar información que respalde los puntos de vista

Una de las manifestaciones más comunes del sesgo de confirmación es la tendencia a buscar información que respalde nuestros puntos de vista. Cuando tenemos una creencia o una opinión sobre algo, tendemos a buscar activamente información que confirme esa creencia y a ignorar o descartar la información que la contradice.

Por ejemplo, si creemos que una determinada dieta es efectiva para bajar de peso, es probable que busquemos testimonios, estudios o artículos que respalden esa creencia, mientras que ignoramos o minimizamos la información que sugiere lo contrario. Esto puede llevarnos a tener una visión sesgada y limitada de la realidad, ya que solo estamos considerando una parte de la evidencia disponible.

Te interesa  ¿Cuándo un pasivo es positivo o negativo? Guía para entender el Balance

Interpretar evidencia para apoyar creencias preexistentes

Otra forma en que se manifiesta el sesgo de confirmación es a través de la interpretación selectiva de la evidencia. Cuando nos encontramos con información que es ambigua o abierta a diferentes interpretaciones, tendemos a interpretarla de manera que apoye nuestras creencias preexistentes.

Por ejemplo, si tenemos la creencia de que una determinada empresa es ética, es probable que interpretemos cualquier evidencia ambigua o contradictoria de manera que respalde esa creencia. Podemos pasar por alto señales de comportamiento poco ético o justificarlas de alguna manera para mantener nuestra creencia intacta.

Aceptación de nueva información consistente, escepticismo ante la contradictoria

El sesgo de confirmación también se manifiesta en la forma en que aceptamos o rechazamos nueva información. Las personas tienden a aceptar fácilmente la información que es consistente con sus creencias y a ser escépticas o rechazar la información que contradice esas creencias.

Por ejemplo, si tenemos la creencia de que una determinada teoría científica es correcta, es probable que aceptemos rápidamente cualquier nueva evidencia que la respalde, pero seamos escépticos o rechacemos la evidencia que la contradice. Esto puede llevar a un estancamiento en el avance del conocimiento, ya que no estamos dispuestos a considerar ideas o evidencia que desafíen nuestras creencias establecidas.

Creación de profecías inexorables y su influencia en expectativas y comportamientos

El sesgo de confirmación también puede llevar a la creación de profecías inexorables. Cuando tenemos una creencia o una expectativa sobre algo, tendemos a buscar y prestar atención a la información que confirma esa creencia, lo que a su vez refuerza nuestra creencia y nuestras expectativas.

Por ejemplo, si creemos que una persona es deshonesta, es probable que busquemos y prestemos atención a cualquier evidencia que respalde esa creencia, como comportamientos sospechosos o testimonios negativos. Esto puede llevarnos a tratar a esa persona de manera diferente, lo que a su vez puede influir en su comportamiento y confirmar nuestra creencia inicial.

Te interesa  Ex ante y ex post: Guía para la evaluación de proyectos

El sesgo de confirmación es un fenómeno psicológico que afecta la forma en que procesamos la información y tomamos decisiones. Nos lleva a buscar información que respalde nuestros puntos de vista, interpretar la evidencia de manera que apoye nuestras creencias preexistentes, aceptar fácilmente la información consistente y ser escépticos ante la información contradictoria. También puede llevar a la creación de profecías inexorables que influyen en nuestras expectativas y comportamientos. Es importante reconocer y protegerse activamente contra el sesgo de confirmación al estar abiertos a evidencia que no sea consistente con nuestras creencias y teorías.

Deja un comentario