Qué es la cuenta 200 en contabilidad: Gastos de investigación

La cuenta 200 en contabilidad, también conocida como «Gastos de investigación», es una cuenta utilizada para registrar los gastos relacionados con la investigación realizada por una empresa. Estos gastos se consideran como un activo intangible y pueden ser activados como inmovilizado inmaterial en el balance de la empresa.

Definición de la cuenta 200 en contabilidad

La cuenta 200 en contabilidad, específicamente la cuenta de «Gastos de investigación», se utiliza para contabilizar los gastos relacionados con la investigación realizada por una empresa. Estos gastos pueden incluir una amplia variedad de actividades, como la contratación de servicios de investigación externos, la realización de estudios científicos o técnicos, o la investigación interna llevada a cabo por la propia empresa.

Concepto de gastos de investigación

Los gastos de investigación se refieren a los costos incurridos por una empresa en la búsqueda de nuevos conocimientos y una comprensión superior en los campos científico o técnico. La investigación puede ser realizada con el objetivo de desarrollar nuevos productos, mejorar los existentes, o simplemente adquirir un mayor conocimiento en un área específica.

La investigación se considera como una actividad original y planificada, que implica un esfuerzo sistemático para obtener nuevos conocimientos o una mayor comprensión de los existentes. Estos gastos de investigación pueden ser de naturaleza diversa, como la contratación de personal especializado, la adquisición de equipos o materiales, o la realización de pruebas y experimentos.

Tipos de gastos incluidos

Los gastos de investigación incluidos en la cuenta 200 pueden variar dependiendo de la naturaleza de la investigación realizada por la empresa. Algunos ejemplos de gastos que pueden ser incluidos son:

  • Costos de personal: incluye los salarios y beneficios de los empleados involucrados en la investigación.
  • Costos de materiales: incluye los gastos en materiales y suministros utilizados en la investigación.
  • Costos de equipos: incluye la adquisición o alquiler de equipos necesarios para llevar a cabo la investigación.
  • Costos de servicios externos: incluye los honorarios pagados a consultores o empresas externas contratadas para realizar la investigación.
  • Costos de viaje y alojamiento: incluye los gastos relacionados con los viajes y la estadía de los empleados en el marco de la investigación.
Te interesa  Tributación devolución capital social cooperativa: tratamiento fiscal

Estos son solo algunos ejemplos de los tipos de gastos que pueden ser incluidos en la cuenta 200. Es importante tener en cuenta que cada empresa puede tener diferentes categorías de gastos de investigación, dependiendo de sus necesidades y objetivos específicos.

Condiciones para activar como inmovilizado inmaterial

Para que los gastos de investigación puedan ser activados como inmovilizado inmaterial en el balance de la empresa, deben cumplirse ciertas condiciones. Estas condiciones incluyen:

  • Estar específicamente individualizado por proyectos: los gastos de investigación deben estar claramente identificados y relacionados con proyectos específicos llevados a cabo por la empresa.
  • Tener un coste claramente establecido para que pueda ser distribuido en el tiempo: los gastos de investigación deben tener un costo claramente establecido, de manera que pueda ser distribuido a lo largo del tiempo en función de la duración de los proyectos de investigación.
  • Tener motivos fundados de éxito técnico: los gastos de investigación deben tener una base sólida y fundamentada que indique que existe una alta probabilidad de éxito técnico en los proyectos de investigación.

Estas condiciones son importantes para garantizar que los gastos de investigación sean reconocidos como un activo intangible en el balance de la empresa. Al activar estos gastos como inmovilizado inmaterial, la empresa puede amortizarlos a lo largo del tiempo, reflejando así su valor en el tiempo y su contribución a la generación de ingresos futuros.

La cuenta 200 en contabilidad, conocida como «Gastos de investigación», se utiliza para contabilizar los gastos relacionados con la investigación realizada por una empresa. Estos gastos pueden incluir una amplia variedad de actividades y pueden ser activados como inmovilizado inmaterial en el balance de la empresa, siempre y cuando cumplan con ciertas condiciones establecidas.

Te interesa  Deudas a largo plazo con partes vinculadas en la cuenta 163

Deja un comentario