¿Qué es la economía depredadora? Características y concepto

La economía depredadora es un sistema económico que predominó durante el paleolítico, caracterizado por la caza, pesca y recolección como principales actividades económicas. En este tipo de economía, los grupos humanos eran nómadas, moviéndose constantemente para seguir a las manadas de animales y aprovechar los recursos naturales disponibles en cada región.

Características de la economía depredadora

Sistema económico predominante durante el paleolítico

La economía depredadora fue el sistema económico predominante durante el paleolítico, la primera etapa de la prehistoria. Durante este período, los seres humanos dependían en gran medida de la caza, pesca y recolección para obtener alimentos y otros recursos necesarios para su supervivencia.

Basada en la caza, pesca y recolección

La economía depredadora se basaba en la caza de animales, la pesca de peces y la recolección de frutos silvestres, raíces, larvas, huevos y crustáceos. Estas actividades eran fundamentales para obtener alimentos, pero también se utilizaban otros recursos como pieles, huesos y plumas para la fabricación de herramientas, ropa y refugios.

Vida nómada para seguir a la caza

Debido a la dependencia de la caza y la recolección, los grupos humanos que practicaban la economía depredadora llevaban una vida nómada. Se movían constantemente en busca de nuevas fuentes de alimentos, siguiendo a las manadas de animales y aprovechando los recursos naturales disponibles en cada región. Esta movilidad les permitía adaptarse a los cambios estacionales y garantizar su supervivencia.

Asentamientos estacionales cerca de ríos y cuevas

Aunque los grupos humanos que practicaban la economía depredadora eran nómadas, también establecían asentamientos estacionales cerca de ríos y cuevas. Estos lugares ofrecían acceso a agua potable, alimentos y refugio, lo que facilitaba la vida cotidiana de estas comunidades. Sin embargo, estos asentamientos no eran permanentes y los grupos se movían nuevamente en busca de nuevos recursos.

Te interesa  ¿Qué es una póliza de crédito y cuándo se usa? Descubre sus características

Recursos utilizados en la economía depredadora

Sustentada de la caza y recolección de frutos silvestres, raíces, larvas, huevos y crustáceos

La economía depredadora se sustentaba principalmente de la caza de animales y la recolección de frutos silvestres, raíces, larvas, huevos y crustáceos. Estos recursos eran esenciales para la alimentación de los grupos humanos, proporcionándoles proteínas, vitaminas y minerales necesarios para su supervivencia.

Herramientas de piedra, madera y material óseo

Para llevar a cabo la caza, pesca y recolección, los grupos humanos que practicaban la economía depredadora utilizaban herramientas fabricadas con piedra, madera y material óseo. Estas herramientas incluían lanzas, arpones, anzuelos, cuchillos y raspadores, entre otros. La fabricación de estas herramientas requería habilidades técnicas y conocimientos sobre los materiales disponibles en el entorno.

Organización social en la economía depredadora

Igualdad social, con divisiones de género en las tareas

En la economía depredadora, la organización social se caracterizaba por la igualdad entre los miembros de la comunidad. No existían jerarquías sociales ni divisiones de clases. Sin embargo, se observaban divisiones de género en las tareas. Los hombres se encargaban principalmente de la caza y la pesca, mientras que las mujeres se dedicaban a la recolección de alimentos y el cuidado de los niños.

Problemas con el crecimiento de la población y escasez de alimentos

A medida que la población humana aumentaba, la economía depredadora comenzó a enfrentar problemas de escasez de alimentos. La dependencia de la caza y la recolección limitaba la capacidad de los grupos humanos para obtener suficientes recursos para alimentar a todos sus miembros. Esto llevó a conflictos y migraciones en busca de nuevas fuentes de alimentos.

Transición a una economía de subsistencia

Mediante la agricultura y la ganadería

La transición de la economía depredadora a una economía de subsistencia se produjo con el desarrollo de la agricultura y la ganadería. Estas nuevas formas de obtener alimentos permitieron a los grupos humanos establecer asentamientos permanentes y garantizar un suministro constante de alimentos. La domesticación de plantas y animales fue un paso crucial en esta transición, ya que permitió a los seres humanos controlar y cultivar sus propios recursos.

Te interesa  Qué son los 7 pilares de la calidad según la norma ISO 9001

La economía depredadora fue un sistema económico predominante durante el paleolítico, basado en la caza, pesca y recolección. Los grupos humanos que practicaban esta economía llevaban una vida nómada, moviéndose constantemente para seguir a las manadas de animales y aprovechar los recursos naturales disponibles en cada región. Aunque se establecían asentamientos estacionales cerca de ríos y cuevas, estos no eran permanentes. La economía depredadora se sustentaba de la caza y recolección de frutos silvestres, raíces, larvas, huevos y crustáceos, utilizando herramientas de piedra, madera y material óseo. La organización social era igualitaria, con divisiones de género en las tareas. Sin embargo, la economía depredadora enfrentaba problemas con el crecimiento de la población y la escasez de alimentos. La transición a una economía de subsistencia se produjo mediante la agricultura y la ganadería, permitiendo a los grupos humanos establecer asentamientos permanentes y garantizar un suministro constante de alimentos.

Deja un comentario