¿Qué es lavado de dinero? Definición y proceso

El lavado de dinero, también conocido como blanqueo de capitales, es un proceso mediante el cual se busca cambiar grandes cantidades de dinero obtenidas de actividades ilegales por otras de origen legítimo. Este proceso tiene como objetivo principal ocultar la procedencia ilícita de los fondos y hacer que parezcan legales.

Definición del lavado de dinero

El lavado de dinero implica el ajuste a la legalidad fiscal del dinero proveniente de negocios delictivos o injustificables. Es un proceso que se lleva a cabo para evitar que las autoridades puedan rastrear el origen ilícito de los fondos y así evitar ser detectados y sancionados.

Es importante destacar que el lavado de dinero es considerado un delito autónomo, lo que significa que no requiere de una condena judicial previa por la comisión de la actividad delictiva por la que se originaron los fondos. Es decir, una persona puede ser acusada y condenada por lavado de dinero sin necesidad de haber sido condenada por el delito inicial.

El proceso de lavado de dinero implica la conversión, transferencia y ocultación de bienes. Esto puede incluir la compra de bienes raíces, vehículos de lujo, obras de arte, entre otros, con el fin de dar apariencia de legalidad a los fondos.

Proceso del lavado de dinero

El proceso del lavado de dinero generalmente comienza con la comisión de un acto delictivo grave, como el narcotráfico, la corrupción o el fraude. Una vez obtenidos los fondos ilícitos, se inicia el proceso de lavado de dinero, el cual consta de tres pasos principales: colocación, estratificación e integración.

Comisión de un acto delictivo grave

El primer paso del proceso de lavado de dinero es la comisión de un acto delictivo grave. Esto puede incluir actividades como el tráfico de drogas, el contrabando, la evasión de impuestos, la corrupción, entre otros. Estas actividades generan grandes cantidades de dinero en efectivo que luego serán utilizadas en el proceso de lavado.

Te interesa  ¿Qué es la competencia desleal? Actos prohibidos según la Ley

Tres pasos: colocación, estratificación e integración

Una vez obtenidos los fondos ilícitos, se procede al primer paso del proceso de lavado de dinero, conocido como colocación. En esta etapa, el dinero en efectivo se introduce en el sistema financiero a través de diferentes métodos, como depósitos en cuentas bancarias, compra de bienes o inversión en negocios legítimos. El objetivo es fragmentar el dinero en pequeñas cantidades para evitar levantar sospechas.

El siguiente paso es la estratificación, donde se busca ocultar la procedencia ilícita del dinero. Esto se logra a través de la realización de múltiples transacciones financieras, transferencias entre cuentas, inversiones en diferentes activos, entre otros. El objetivo es dificultar el rastreo del dinero y hacerlo parecer legítimo.

Finalmente, se llega a la etapa de integración, donde el dinero ya ha sido fragmentado y ocultado. En esta fase, los fondos se reintegran al sistema financiero de manera aparentemente legal. Esto puede incluir la compra de bienes raíces, la inversión en negocios legítimos o la adquisición de activos financieros. El objetivo es dar una apariencia de legalidad a los fondos y poder utilizarlos sin levantar sospechas.

Clases de dinero negro

Existen diferentes clases de dinero negro, en sentido estricto y en sentido amplio. En sentido estricto, se refiere al dinero obtenido a través de actividades ilegales, como el narcotráfico, la corrupción o el fraude. En sentido amplio, se incluye también el dinero obtenido de actividades legales pero que no se declara a las autoridades fiscales, como la evasión de impuestos o el contrabando.

Técnicas de lavado de dinero

Existen diversas técnicas utilizadas en el proceso de lavado de dinero. Algunas de ellas incluyen:

  • Acogerse a ciertos tipos de amnistías fiscales: Algunos países ofrecen programas de amnistía fiscal que permiten a los individuos regularizar su situación tributaria sin ser investigados por la procedencia de los fondos.
  • Blanqueo basado en el comercio: Consiste en la sobre o subfacturación de bienes o servicios en transacciones comerciales internacionales, con el fin de mover el dinero de manera aparentemente legal.
  • Uso de casinos: Los casinos pueden ser utilizados para convertir grandes cantidades de dinero en fichas de juego, que luego pueden ser canjeadas por cheques o transferencias bancarias.
  • Complicidad de la banca: Algunos individuos o empresas pueden utilizar la complicidad de instituciones financieras para ocultar la procedencia ilícita de los fondos.
  • Compraventa de bienes o instrumentos monetarios: Se utilizan transacciones de compra y venta de bienes o instrumentos monetarios para mover el dinero de manera aparentemente legal.
  • Contrabando de efectivo: Consiste en el transporte ilegal de grandes cantidades de dinero en efectivo a través de fronteras, evitando así los controles y registros.
  • Corrupción bancaria: Algunos individuos o empresas pueden utilizar la corrupción de empleados bancarios para facilitar el lavado de dinero.
  • Uso de criptomonedas: Las criptomonedas, como el Bitcoin, pueden ser utilizadas para mover y ocultar fondos de manera anónima.
  • El viaje de ida y vuelta: Consiste en enviar el dinero a otro país y luego traerlo de vuelta, aparentando que proviene de una fuente legítima.
  • Empresas fantasma, empresas ficticias y fideicomisos: Se crean empresas o fideicomisos falsos para ocultar la procedencia ilícita de los fondos.
  • Estructuración: Consiste en realizar múltiples transacciones financieras de pequeñas cantidades para evitar levantar sospechas.
Te interesa  Guía de herencia de tíos a sobrinos en España

Estas son solo algunas de las técnicas utilizadas en el lavado de dinero. Es importante destacar que las autoridades están constantemente actualizando sus métodos de detección y prevención para combatir este delito.

Deja un comentario