Que es sacar a débito: Diferencia entre tarjeta de crédito y débito

En el mundo de las finanzas, es común escuchar los términos «tarjeta de crédito» y «tarjeta de débito». Ambas son herramientas muy utilizadas en el día a día, pero ¿sabes realmente cuál es la diferencia entre ellas? En este artículo, te explicaremos qué es sacar a débito y las principales diferencias entre una tarjeta de crédito y una tarjeta de débito.

Funcionamiento de la tarjeta de débito

La tarjeta de débito es una herramienta que permite realizar pagos y sacar dinero directamente de la cuenta bancaria del titular. Cuando se utiliza una tarjeta de débito para realizar una compra, el importe se carga directamente en la cuenta del titular.

Cargo directo en la cuenta del titular

Una de las principales características de la tarjeta de débito es que el pago se realiza de forma inmediata. Esto significa que el importe de la compra se descuenta directamente de los fondos disponibles en la cuenta del titular. No hay un aplazamiento en el pago, ya que el cargo se realiza de forma instantánea.

Límite de fondos de la cuenta

La tarjeta de débito está limitada por los fondos disponibles en la cuenta del titular. Esto significa que solo se puede gastar hasta el límite de los fondos disponibles en la cuenta. Si no hay suficiente dinero en la cuenta, la tarjeta de débito será rechazada y no se podrá realizar la compra.

No implica un crédito

La tarjeta de débito no implica un crédito por parte del banco. Al utilizar esta tarjeta, el titular está utilizando su propio dinero, ya que el pago se realiza directamente desde su cuenta bancaria. No se contrae ninguna deuda con el banco al utilizar una tarjeta de débito.

Te interesa  Cuál es la diferencia entre un cargo y un abono en cuenta

Desembolso del importe total en el momento de la compra

Al utilizar una tarjeta de débito, el titular debe tener en cuenta que el importe total de la compra se desembolsa de forma inmediata. Esto significa que se debe tener el dinero suficiente en la cuenta para poder realizar la compra. No se permite aplazar el pago ni pagar a plazos.

Funcionamiento de la tarjeta de crédito

Por otro lado, la tarjeta de crédito es una herramienta que permite realizar pagos incluso si no se disponen de fondos en ese momento. Al utilizar una tarjeta de crédito, el titular está utilizando un crédito concedido por el banco.

Pago incluso sin disponer de fondos

Una de las principales ventajas de la tarjeta de crédito es que permite realizar pagos incluso si no se disponen de fondos en ese momento. El banco concede un crédito al titular, que podrá utilizar para realizar compras o sacar dinero en efectivo.

Aplazamiento del cobro hasta el mes siguiente

Una de las características más destacadas de la tarjeta de crédito es que permite aplazar el cobro hasta el mes siguiente. Esto significa que el titular tiene un plazo para realizar el pago de la deuda contraída con el banco. Es importante tener en cuenta que, si no se realiza el pago total de la deuda, se generarán intereses.

Estudio de viabilidad del titular antes de concederla

Antes de conceder una tarjeta de crédito, el banco realiza un estudio de viabilidad del titular. Esto implica analizar la solvencia económica del titular para asegurarse de que podrá hacer frente a los pagos. El banco evalúa los ingresos, los gastos y el historial crediticio del titular antes de conceder una tarjeta de crédito.

Te interesa  Cuáles son los tipos de rentabilidad y cómo se calculan - Guía completa

Permite financiar y pagar a plazos

Una de las ventajas de la tarjeta de crédito es que permite financiar y pagar a plazos. Esto significa que el titular puede realizar compras y pagarlas en cuotas mensuales. Sin embargo, es importante tener en cuenta que se generarán intereses por el aplazamiento del pago.

La principal diferencia entre una tarjeta de débito y una tarjeta de crédito es que la tarjeta de débito carga el pago directamente en la cuenta del titular, mientras que la tarjeta de crédito permite pagar incluso si no se disponen de fondos. Además, la tarjeta de crédito permite aplazar el cobro hasta el mes siguiente, contrayendo una deuda con el banco, mientras que la tarjeta de débito solo permite el cobro hasta el límite de los fondos de la cuenta. Antes de conceder una tarjeta de crédito, el banco estudia la viabilidad del titular para asegurarse de que sea solvente, mientras que la tarjeta de débito no implica un crédito. Por último, las tarjetas de crédito permiten financiar y pagar a plazos, mientras que las tarjetas de débito requieren el desembolso del importe total en el momento de la compra.

Deja un comentario