¿Qué es sociedad anónima cerrada? Diferencias con sociedad anónima abierta

La sociedad anónima cerrada y la sociedad anónima abierta son dos tipos de sociedades comerciales que se diferencian en varios aspectos importantes. En este artículo, exploraremos las diferencias entre estos dos tipos de sociedades y cómo afectan a su financiación, número de accionistas, cotización en bolsa, divulgación de información, convocatoria de asambleas y administración.

Diferencias en la financiación

Sociedad anónima cerrada

La sociedad anónima cerrada se financia a través de aportes privados. Esto significa que los accionistas de la sociedad son personas naturales o jurídicas que invierten su propio capital en la empresa. Estos aportes pueden provenir de los propios fundadores de la sociedad o de inversionistas privados que deseen participar en el proyecto.

Sociedad anónima abierta

Por otro lado, la sociedad anónima abierta recurre al público en busca de financiación. Esto significa que la empresa emite acciones u otros valores que son ofrecidos al público en general. Estas acciones pueden ser adquiridas por cualquier persona interesada en invertir en la empresa, lo que permite a la sociedad anónima abierta obtener una mayor cantidad de capital para financiar sus operaciones.

Diferencias en el número de accionistas

Sociedad anónima cerrada

La sociedad anónima cerrada pertenece a un reducido número de personas naturales o jurídicas. Según la legislación de cada país, una sociedad anónima cerrada debe tener al menos cinco accionistas. Esto significa que el número de accionistas en una sociedad anónima cerrada es limitado y suele estar compuesto por los fundadores de la empresa y algunos inversionistas privados.

Sociedad anónima abierta

En contraste, la sociedad anónima abierta tiene más de 300 accionistas o al menos el 10% del capital pertenece a más de 100 accionistas. Esto significa que la sociedad anónima abierta puede tener un número mucho mayor de accionistas, lo que implica una mayor diversidad de inversionistas y una mayor dispersión de la propiedad de la empresa.

Te interesa  ¿Cuánto tiempo tengo para registrar un contrato de alquiler? - Guía legal

Diferencias en la cotización en bolsa

Sociedad anónima cerrada

La sociedad anónima cerrada no cotiza en la bolsa de valores. Esto significa que las acciones de la empresa no están disponibles para ser compradas o vendidas en el mercado abierto. La propiedad de la empresa se mantiene entre los accionistas existentes y no se permite la entrada de nuevos inversionistas a través de la compra de acciones en la bolsa.

Sociedad anónima abierta

Por el contrario, las acciones u otros valores de la sociedad anónima abierta están inscritos en una Bolsa de Comercio o son ofrecidos al público en general. Esto significa que cualquier persona interesada puede comprar o vender acciones de la empresa en el mercado abierto. La cotización en bolsa permite una mayor liquidez de las acciones y la posibilidad de que nuevos inversionistas adquieran participación en la empresa.

Diferencias en la divulgación de información

Sociedad anónima cerrada

La sociedad anónima cerrada puede mantener todos sus registros y gestiones de manera confidencial. Esto significa que no está obligada a proporcionar información detallada sobre sus operaciones financieras, estrategias comerciales o cualquier otro aspecto de su negocio. La divulgación de información está limitada a los accionistas y a las autoridades regulatorias correspondientes.

Sociedad anónima abierta

En cambio, la sociedad anónima abierta debe pertenecer a un Registro Público de Valores y proporcionar información detallada sobre sus operaciones financieras, estrategias comerciales, riesgos y cualquier otro aspecto relevante de su negocio. Esta divulgación de información es necesaria para proteger los intereses de los inversionistas y garantizar la transparencia en el mercado de valores.

Diferencias en la convocatoria de asambleas

Sociedad anónima cerrada

En la sociedad anónima cerrada, las asambleas de accionistas pueden convocarse sin necesidad de realizar publicaciones. Esto significa que los accionistas pueden ser convocados de manera personal, a través de citaciones individuales. Esta forma de convocatoria permite una mayor flexibilidad y agilidad en la toma de decisiones, ya que no es necesario esperar a la publicación de convocatorias en medios de comunicación.

Te interesa  Qué arreglos paga el inquilino: responsabilidades de mantenimiento en alquiler

Sociedad anónima abierta

Por otro lado, en la sociedad anónima abierta, las asambleas de accionistas deben convocarse por publicaciones en medios de comunicación. Esto significa que la convocatoria debe ser anunciada en diarios de circulación nacional o en otros medios de comunicación autorizados. Esta forma de convocatoria garantiza la transparencia y la participación de todos los accionistas en las decisiones importantes de la empresa.

Diferencias en la administración

Sociedad anónima cerrada

En la sociedad anónima cerrada, se puede designar un determinado director o tener un único administrador. Esto significa que la administración de la empresa puede estar a cargo de una sola persona, que puede ser uno de los accionistas o una persona externa contratada para ese cargo. Esta forma de administración permite una mayor agilidad en la toma de decisiones y una mayor concentración de poder en manos de una sola persona.

Sociedad anónima abierta

En contraste, la sociedad anónima abierta no admite un administrador único. Esto significa que la administración de la empresa debe estar a cargo de un directorio compuesto por varios miembros. Estos miembros son elegidos por los accionistas en las asambleas generales y tienen la responsabilidad de tomar decisiones importantes en nombre de la empresa. Esta forma de administración garantiza una mayor representatividad y participación de los accionistas en la gestión de la empresa.

La sociedad anónima cerrada y la sociedad anónima abierta se diferencian en varios aspectos clave, como la financiación, el número de accionistas, la cotización en bolsa, la divulgación de información, la convocatoria de asambleas y la administración. Estas diferencias determinan el funcionamiento y las características de cada tipo de sociedad, y es importante tenerlas en cuenta al decidir qué tipo de sociedad es más adecuada para un determinado proyecto o negocio.

Te interesa  ¿Cómo se reconoce legalmente un documento privado? Requisitos legales

Deja un comentario