Qué es un documento notariado: Tipos y definición

Un documento notariado es aquel que ha sido redactado y certificado por un notario público, quien es un funcionario legalmente autorizado para dar fe de la autenticidad y validez de los actos jurídicos. Estos documentos tienen una gran importancia legal, ya que gozan de presunción de veracidad y son reconocidos como prueba fehaciente en caso de controversias legales.

Documentos notariales comunes

Escritura pública

La escritura pública es uno de los documentos notariales más comunes. Se trata de un instrumento legal que contiene la voluntad de las partes involucradas en un acto jurídico, como la compraventa de un inmueble, la constitución de una sociedad o la otorgación de un préstamo hipotecario. Este tipo de documento debe ser redactado por un notario público, quien se encargará de dar fe de su contenido y de la identidad de las partes involucradas.

La escritura pública es un documento de gran importancia, ya que confiere seguridad jurídica a las partes involucradas. Además, es necesario para inscribir ciertos actos en el Registro de la Propiedad, como la compraventa de un inmueble.

Testamento

El testamento es otro tipo de documento notariado muy importante. Se trata de un acto jurídico en el cual una persona expresa su voluntad sobre el destino de sus bienes después de su fallecimiento. Para que un testamento sea válido, debe ser redactado y firmado ante un notario público, quien se encargará de dar fe de su contenido y de la capacidad mental del testador.

El testamento puede ser abierto, cerrado o ológrafo. El testamento abierto es aquel en el cual el testador manifiesta su voluntad de forma verbal o escrita ante el notario público y ante testigos. El testamento cerrado es aquel en el cual el testador entrega al notario un sobre cerrado con su voluntad escrita dentro. El testamento ológrafo es aquel que es escrito de puño y letra por el testador, sin necesidad de la intervención de un notario público.

Te interesa  Qué son las empresas públicas: definición y características

Poder notarial

El poder notarial es un documento mediante el cual una persona (conocida como poderdante) otorga a otra persona (conocida como apoderado) la facultad de actuar en su nombre y representar sus intereses legales. Este documento debe ser redactado y firmado ante un notario público, quien se encargará de dar fe de su contenido y de la identidad de las partes involucradas.

El poder notarial puede ser general o especial. El poder notarial general otorga al apoderado la facultad de realizar cualquier acto jurídico en nombre del poderdante, mientras que el poder notarial especial limita las facultades del apoderado a actos específicos.

Acta notarial

El acta notarial es un documento en el cual el notario público da fe de un hecho o de una situación que ha presenciado. Este tipo de documento puede ser utilizado como prueba en caso de controversias legales. Por ejemplo, el acta notarial puede ser utilizada para dar fe de la entrega de un bien, de la realización de un contrato o de la existencia de un hecho determinado.

El acta notarial debe ser redactada y firmada por el notario público, quien se encargará de dar fe de su contenido y de la identidad de las partes involucradas.

Otros documentos notariales

Declaración jurada

La declaración jurada es un documento en el cual una persona declara bajo juramento la veracidad de ciertos hechos o circunstancias. Este tipo de documento puede ser utilizado como prueba en caso de controversias legales. Por ejemplo, una declaración jurada puede ser utilizada para acreditar la residencia de una persona, la titularidad de un bien o la veracidad de una información.

Te interesa  Qué pasa si la policía te pilla con una navaja en España - Consecuencias

La declaración jurada debe ser redactada y firmada ante un notario público, quien se encargará de dar fe de su contenido y de la identidad de la persona que realiza la declaración.

Un documento notariado es aquel que ha sido redactado y certificado por un notario público. Estos documentos tienen una gran importancia legal, ya que gozan de presunción de veracidad y son reconocidos como prueba fehaciente en caso de controversias legales. Algunos de los documentos notariales más comunes son la escritura pública, el testamento, el poder notarial y el acta notarial. Además, existen otros documentos notariales, como la declaración jurada, que también tienen una gran importancia en el ámbito legal.

Deja un comentario