¿Qué es una disposición administrativa? Descubre su definición

Una disposición administrativa es una norma escrita dictada por la Administración Pública que regula una determinada materia y tiene rango inferior a la ley. Estas disposiciones son de carácter general, es decir, se aplican a un grupo de personas o situaciones de manera uniforme.

Características de las disposiciones administrativas

Las disposiciones administrativas tienen algunas características que las distinguen de otras normas jurídicas. A continuación, se detallan algunas de ellas:

Rango y subordinación

Las disposiciones administrativas están subordinadas a la Constitución, a las leyes y a las demás normas con fuerza de ley. Esto significa que no pueden contradecir lo establecido en estas normas superiores. Además, su rango es inferior al de la ley, lo que implica que no pueden regular materias que estén atribuidas exclusivamente a las leyes en sentido estricto.

Jerarquía normativa

En el ordenamiento jurídico, existe una jerarquía normativa en función del rango de la autoridad que las dicta. En este sentido, las disposiciones administrativas se encuentran por debajo de las leyes y por encima de los actos administrativos. Esto significa que las disposiciones administrativas pueden regular aspectos más generales que los actos administrativos, pero no pueden regular situaciones particulares o individuales.

Tipos de disposiciones

Existen diferentes tipos de disposiciones administrativas, entre las que se pueden mencionar los reglamentos, las órdenes ministeriales, los decretos, las instrucciones, entre otros. Cada uno de estos tipos de disposiciones tiene sus propias características y se utiliza en diferentes ámbitos de la Administración Pública.

Diferencia con acto administrativo

Es importante destacar que una disposición administrativa no es lo mismo que un acto administrativo. Mientras que las disposiciones administrativas son normas generales y abstractas, los actos administrativos son decisiones concretas que la Administración Pública toma en relación a una situación particular o individual. Los actos administrativos son ejecutivos y pueden ser impugnados ante los tribunales administrativos.

Te interesa  Fondos sin personalidad jurídica ejemplos: Entidades del sector público

Una disposición administrativa es una norma escrita dictada por la Administración Pública que regula una determinada materia y tiene rango inferior a la ley. Estas disposiciones están subordinadas a la Constitución, a las leyes y a las demás normas con fuerza de ley. Existe una jerarquía normativa en función del rango de la autoridad que las dicta y pueden ser de diferentes tipos, como reglamentos, órdenes ministeriales, decretos, entre otros. Es importante diferenciar las disposiciones administrativas de los actos administrativos, ya que mientras las primeras son normas generales y abstractas, los segundos son decisiones concretas que la Administración Pública toma en relación a una situación particular o individual.

Deja un comentario