¿Qué es una tarjeta revolving? Descubre su definición

Concepto de tarjeta revolving

Una tarjeta revolving es un tipo de tarjeta de crédito que permite a los usuarios aplazar el pago de sus compras a plazos con intereses. A diferencia de las tarjetas de crédito convencionales, que ofrecen un límite de crédito fijo y un pago mensual mínimo, las tarjetas revolving permiten a los usuarios pagar una cantidad fija cada mes o un porcentaje del saldo pendiente.

Definición de tarjeta revolving

Una tarjeta revolving es una línea de crédito renovable que permite a los usuarios realizar compras y retirar efectivo a crédito. La característica principal de estas tarjetas es que ofrecen la opción de aplazar el pago de las compras a plazos, con intereses.

Características principales

Las tarjetas revolving tienen varias características distintivas que las diferencian de las tarjetas de crédito tradicionales:

  • Aplazamiento de pagos: La principal característica de una tarjeta revolving es la posibilidad de aplazar el pago de las compras a plazos. Esto permite a los usuarios realizar compras sin tener que pagar el importe total de inmediato.
  • Intereses: Al aplazar el pago de las compras, los usuarios deben pagar intereses sobre el saldo pendiente. Estos intereses suelen ser más altos que los de las tarjetas de crédito convencionales.
  • Línea de crédito renovable: A diferencia de las tarjetas de crédito tradicionales, que ofrecen un límite de crédito fijo, las tarjetas revolving tienen una línea de crédito renovable. Esto significa que a medida que los usuarios realizan pagos, su límite de crédito se va restableciendo.
  • Pagos flexibles: Las tarjetas revolving ofrecen opciones de pago flexibles, permitiendo a los usuarios pagar una cantidad fija cada mes o un porcentaje del saldo pendiente.
Te interesa  ¿Qué es un profesional liberal? Actividades y definición

Funcionamiento de la tarjeta

El funcionamiento de una tarjeta revolving es bastante sencillo. Una vez que se ha solicitado y aprobado la tarjeta, el usuario puede realizar compras y retirar efectivo a crédito. Estas transacciones se cargan en la cuenta asociada a la tarjeta.

El usuario tiene la opción de pagar el importe total de las compras en el próximo estado de cuenta o aplazar el pago a plazos. Si se elige aplazar el pago, se aplicarán intereses sobre el saldo pendiente.

El usuario puede realizar pagos mensuales fijos o pagar un porcentaje del saldo pendiente. A medida que se realizan los pagos, el límite de crédito se va restableciendo y el usuario puede seguir utilizando la tarjeta para realizar nuevas compras.

Usos comunes de la tarjeta revolving

Las tarjetas revolving son utilizadas comúnmente para realizar compras de bienes duraderos, como electrodomésticos, muebles o equipos electrónicos. Al aplazar el pago a plazos, los usuarios pueden adquirir estos productos sin tener que desembolsar la cantidad total de inmediato.

También se utilizan para cubrir gastos imprevistos o emergencias, ya que permiten disponer de efectivo a crédito a través de los cajeros automáticos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el retiro de efectivo a crédito conlleva intereses desde el momento en que se realiza la transacción.

Una tarjeta revolving es una tarjeta de crédito que permite aplazar el pago a plazos con intereses. Ofrece flexibilidad en los pagos y una línea de crédito renovable. Es importante utilizarla de manera responsable y tener en cuenta los intereses que se aplican sobre el saldo pendiente.

Te interesa  Cómo hacer una consulta jurídica gratis: requisitos en tu comunidad

Posts Relacionados:

Deja un comentario