Qué impuestos se pagan anualmente en España – Guía fiscal

En España, existen diferentes impuestos que los ciudadanos y las empresas deben pagar anualmente. Estos impuestos son fundamentales para financiar los gastos públicos y mantener el funcionamiento del país. En esta guía fiscal, te explicaremos los principales impuestos que se pagan en España y cómo funcionan.

Impuestos sobre actividades económicas

Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE)

El Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) es un impuesto municipal que grava el ejercicio de actividades económicas, ya sean profesionales, empresariales o artísticas. Este impuesto se aplica a todas las personas físicas y jurídicas que realicen actividades económicas en España.

El IAE se calcula en función de la actividad económica realizada y se paga de forma trimestral o anual, dependiendo del volumen de facturación. Las tarifas del IAE varían según el tipo de actividad y el tamaño de la empresa.

Impuesto sobre Sociedades (IS)

El Impuesto sobre Sociedades (IS) es un impuesto que grava los beneficios obtenidos por las empresas y entidades jurídicas en España. Este impuesto se aplica a todas las empresas, independientemente de su forma jurídica (sociedades anónimas, sociedades limitadas, etc.).

El IS se calcula sobre la base imponible, que es el resultado contable ajustado por una serie de deducciones y bonificaciones. La tasa general del IS es del 25%, aunque existen tipos reducidos para determinadas empresas y actividades.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) es un impuesto indirecto que se aplica a la venta de bienes y servicios en España. Este impuesto se aplica a todas las empresas y profesionales que realizan actividades económicas sujetas al IVA.

El IVA se calcula aplicando un porcentaje sobre el precio de venta de los bienes o servicios. En España, existen tres tipos de IVA: el tipo general del 21%, el tipo reducido del 10% y el tipo superreducido del 4%. La mayoría de los bienes y servicios están sujetos al tipo general, aunque existen excepciones y reducciones para determinados productos y actividades.

Te interesa  Plazo para emitir factura por servicios: ¿cuáles son?

Impuesto sobre sucesiones y donaciones

El Impuesto sobre sucesiones y donaciones es un impuesto que grava las transmisiones gratuitas de bienes y derechos por herencia, legado o donación. Este impuesto se aplica a nivel autonómico, por lo que las tarifas y las exenciones pueden variar según la comunidad autónoma.

El impuesto se calcula en función del valor de los bienes o derechos transmitidos y la relación de parentesco entre el donante o fallecido y el receptor. Existen diferentes tipos impositivos y reducciones en función de la comunidad autónoma y el grado de parentesco.

Impuestos locales

Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI)

El Impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) es un impuesto municipal que grava la propiedad de los bienes inmuebles (viviendas, locales comerciales, terrenos, etc.). Este impuesto se aplica a todas las personas físicas y jurídicas que sean propietarias de un inmueble en España.

El IBI se calcula en función del valor catastral del inmueble y las tarifas establecidas por el ayuntamiento. El importe del impuesto puede variar según la ubicación y las características del inmueble.

Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM)

El Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica (IVTM) es un impuesto municipal que grava la propiedad de los vehículos a motor. Este impuesto se aplica a todas las personas físicas y jurídicas que sean propietarias de un vehículo en España.

El IVTM se calcula en función de las características del vehículo, como la cilindrada, la potencia o el tipo de combustible. Las tarifas del impuesto varían según el municipio y el tipo de vehículo.

Impuesto sobre construcciones y obras

El Impuesto sobre construcciones y obras es un impuesto municipal que grava las obras de construcción, rehabilitación o ampliación de edificaciones. Este impuesto se aplica a todas las personas físicas y jurídicas que realicen obras en España.

Te interesa  Diferencia entre deducir y desgravar: impuestos claros

El impuesto se calcula en función del presupuesto de la obra y las tarifas establecidas por el ayuntamiento. El importe del impuesto puede variar según la ubicación y las características de la obra.

Impuesto sobre el incremento de valor de bienes de naturaleza urbana

El Impuesto sobre el incremento de valor de bienes de naturaleza urbana, también conocido como impuesto de plusvalía, es un impuesto municipal que grava el incremento de valor de los terrenos urbanos. Este impuesto se aplica cuando se produce una transmisión de un terreno urbano, ya sea por compraventa, herencia o donación.

El impuesto se calcula en función del valor catastral del terreno y el tiempo que ha transcurrido desde la adquisición. Las tarifas del impuesto varían según el municipio y el tiempo de tenencia del terreno.

Otros impuestos

Impuestos especiales y medioambientales

Además de los impuestos mencionados anteriormente, existen otros impuestos especiales y medioambientales que se aplican a determinados productos y actividades. Estos impuestos tienen como objetivo desincentivar el consumo de productos perjudiciales para la salud o el medio ambiente.

Algunos ejemplos de impuestos especiales y medioambientales son el impuesto sobre hidrocarburos, el impuesto sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas, el impuesto sobre el tabaco y el impuesto sobre las emisiones de dióxido de carbono.

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un impuesto que grava la renta obtenida por las personas físicas en España. Este impuesto se aplica a todos los residentes fiscales en España, tanto trabajadores por cuenta ajena como autónomos.

El IRPF se calcula en función de los ingresos obtenidos por la persona física, aplicando una serie de deducciones y bonificaciones. La tasa del impuesto varía según los tramos de renta establecidos por la ley.

Te interesa  ¿Se puede modificar una factura emitida? Aprende cómo hacerlo

Cotizaciones a la Seguridad Social

Además de los impuestos, los trabajadores por cuenta ajena y los autónomos deben pagar cotizaciones a la Seguridad Social. Estas cotizaciones tienen como objetivo financiar el sistema de seguridad social y garantizar la protección social de los trabajadores.

Las cotizaciones a la Seguridad Social se calculan en función de la base de cotización del trabajador y las tarifas establecidas por la Seguridad Social. El importe de las cotizaciones puede variar según el tipo de contrato, la actividad laboral y otros factores.

En España se pagan diferentes impuestos anualmente, tanto a nivel estatal como local. Estos impuestos son fundamentales para financiar los gastos públicos y mantener el funcionamiento del país. Es importante conocer los impuestos que nos corresponden y cumplir con nuestras obligaciones fiscales.

Deja un comentario