Qué parte de la herencia corresponde a los hijos: distribución y legítima

La herencia es un tema que puede generar muchas dudas y confusiones, especialmente cuando se trata de determinar qué parte corresponde a los hijos. En este artículo, vamos a explorar la distribución de la herencia y la legítima que corresponde a los hijos y descendientes.

Legítima obligatoria de los hijos y descendientes

La legítima obligatoria es la parte de la herencia que está reservada por ley a los hijos y descendientes. En el caso de los hijos, esta legítima obligatoria corresponde a las dos terceras partes (2/3) del haber hereditario de sus padres.

Las dos terceras partes del haber hereditario

Esto significa que, en principio, los hijos tienen derecho a recibir dos terceras partes de la herencia de sus padres. Esta parte de la herencia no puede ser libremente disponida por el testador, sino que está reservada para los hijos y descendientes.

Posibilidad de aplicar un tercio como mejora

Además de las dos terceras partes de la herencia, existe la posibilidad de que el testador decida aplicar un tercio (1/3) como mejora a uno o varios hijos o descendientes. Esto significa que el testador puede mejorar la cuota de uno o varios hijos, otorgándoles una parte adicional de la herencia.

Legítima estricta de los hijos y descendientes

Además de la legítima obligatoria, los hijos y descendientes tienen derecho a una legítima estricta. Esta legítima estricta corresponde a un tercio (1/3) del haber hereditario.

Corresponde a un tercio del haber hereditario

Esto significa que, en total, los hijos y descendientes tienen derecho a recibir dos terceras partes de la herencia como legítima obligatoria y un tercio de la herencia como legítima estricta. En conjunto, esto suma la totalidad de la herencia.

Te interesa  Cómo dar apoyo moral a una persona: 8 consejos efectivos

Posibilidad de distribución desigual

Aunque la ley establece que los hijos y descendientes tienen derecho a una parte específica de la herencia, existe la posibilidad de que el testador decida no hacer un reparto a partes iguales. En este caso, el testador puede mejorar la cuota de unos o varios hijos, otorgándoles una parte mayor de la herencia.

Mejorar la cuota de unos o varios hijos

Esta distribución desigual puede ser realizada mediante la aplicación del tercio de mejora. El testador puede decidir otorgar una parte adicional de la herencia a uno o varios hijos, siempre y cuando no se exceda el tercio de mejora.

Protección de la legítima de los herederos forzosos

La legítima de los hijos y descendientes está protegida por ley y no se puede privar a los herederos forzosos de esta parte de la herencia, salvo en los supuestos expresamente contemplados en la ley.

Salvo en casos contemplados expresamente en la ley

Esto significa que, en general, los hijos y descendientes tienen derecho a recibir su legítima obligatoria y legítima estricta, y no se puede privarlos de esta parte de la herencia. Sin embargo, existen casos excepcionales en los que se puede privar a los herederos forzosos de su legítima, pero estos casos están contemplados expresamente en la ley y son excepcionales.

La distribución de la herencia a los hijos y descendientes está regulada por ley. Los hijos tienen derecho a recibir dos terceras partes de la herencia como legítima obligatoria, un tercio de la herencia como legítima estricta y existe la posibilidad de que el testador mejore la cuota de uno o varios hijos mediante el tercio de mejora. La legítima de los hijos está protegida por ley y no se puede privar a los herederos forzosos de esta parte de la herencia, salvo en casos excepcionales contemplados en la ley.

Te interesa  Trabajos para ganar dinero extra los fines de semana: 30 ideas increíbles

Deja un comentario