Qué pasa si el inquilino se va y no entrega las llaves – Guía legal

Si eres propietario de una propiedad alquilada, es posible que te encuentres en una situación en la que el inquilino se vaya y no entregue las llaves. Esto puede ser un problema, ya que necesitas tener acceso a la propiedad para poder alquilarla nuevamente o realizar cualquier tipo de reparación necesaria. En este artículo, te proporcionaremos una guía legal sobre qué hacer en caso de que te enfrentes a esta situación.

Pasos a seguir si el inquilino no entrega las llaves

Averiguar el motivo

Lo primero que debes hacer es averiguar el motivo por el cual el inquilino no ha entregado las llaves. Puede haber varias razones para esto, como olvido, pérdida o incluso intención de retener la propiedad. Es importante determinar el motivo para poder tomar las medidas adecuadas.

Buscar un acuerdo

Una vez que hayas averiguado el motivo, es recomendable intentar llegar a un acuerdo con el inquilino. Puedes comunicarte con él y explicarle la importancia de devolver las llaves y la necesidad de tener acceso a la propiedad. Si es posible, intenta llegar a un acuerdo verbal o escrito en el que el inquilino se comprometa a devolver las llaves en un plazo determinado.

Si el inquilino se muestra reacio a devolver las llaves o no cumple con el acuerdo establecido, es posible que debas tomar medidas legales para resolver la situación.

Interponer una demanda

Si no puedes llegar a un acuerdo con el inquilino, puedes considerar interponer una demanda de reclamación de devolución de la posesión. Para hacerlo, debes consultar con un abogado especializado en derecho de arrendamiento para que te asesore sobre los pasos a seguir y los requisitos legales.

Te interesa  Multa por no estar dado de alta como autónomo | Descubre las sanciones

La demanda debe presentarse ante el tribunal competente y debe incluir todos los detalles relevantes, como el motivo por el cual el inquilino no ha devuelto las llaves, los intentos previos de llegar a un acuerdo y cualquier evidencia que respalde tu reclamación.

Es importante tener en cuenta que el proceso legal puede llevar tiempo y puede haber costos asociados. Sin embargo, si el inquilino se niega a devolver las llaves y no hay otra opción, puede ser necesario recurrir a esta medida para proteger tus derechos como propietario.

Reflejar la cantidad de llaves en el contrato

Para prevenir problemas futuros, es recomendable incluir en el contrato de arrendamiento la cantidad de llaves entregadas al inquilino. Esto puede ayudar a evitar disputas sobre la devolución de las llaves al finalizar el contrato.

Al momento de entregar las llaves al inquilino, es recomendable hacer un inventario detallado de todas las llaves y obtener la firma del inquilino como prueba de recepción. Esto puede ser útil en caso de que surjan problemas en el futuro.

Si el inquilino se va y no entrega las llaves, es importante averiguar el motivo, buscar un acuerdo, interponer una demanda si es necesario y reflejar la cantidad de llaves en el contrato. Recuerda que es recomendable buscar asesoramiento legal para asegurarte de seguir los procedimientos adecuados y proteger tus derechos como propietario.

Deja un comentario