Qué pasa si me voy del piso antes de 6 meses: consecuencias legales

Al momento de firmar un contrato de arrendamiento, es importante tener en cuenta que existen ciertas obligaciones y consecuencias legales en caso de incumplimiento. Una de las situaciones más comunes es cuando el inquilino decide abandonar el piso antes de que se cumplan los 6 meses de contrato. En este artículo, analizaremos las posibles consecuencias legales que pueden surgir en esta situación.

Indemnización por incumplimiento

En primer lugar, es importante destacar que el arrendatario deberá indemnizar al arrendador en caso de incumplimiento del contrato. Esto significa que el inquilino deberá compensar al propietario por los perjuicios ocasionados al abandonar el piso antes de tiempo.

Pago de mensualidades restantes

Una de las consecuencias más comunes es el pago de las mensualidades de renta que falten hasta cumplir el periodo mínimo obligatorio pactado. Por ejemplo, si el contrato tiene una duración de un año y el inquilino decide irse después de 3 meses, deberá pagar las mensualidades restantes hasta completar los 9 meses restantes.

Indemnización por desistimiento

Además del pago de las mensualidades restantes, es posible que el contrato contemple una cláusula de indemnización por desistimiento. En este caso, el inquilino deberá pagar una mensualidad por cada año que falte por cumplir o la parte proporcional correspondiente. Por ejemplo, si el contrato tiene una duración de 2 años y el inquilino decide irse después de 6 meses, deberá pagar una indemnización equivalente a 1 año y medio de renta.

Requisitos para evitar indemnización

Existen ciertos requisitos que pueden eximir al inquilino de pagar la indemnización por incumplimiento. Uno de ellos es que el inquilino acredite que ha alquilado la vivienda nuevamente durante el periodo en el que faltaba por cumplir el contrato. En este caso, el inquilino deberá presentar pruebas de que ha encontrado un nuevo arrendatario y que este ha asumido las obligaciones del contrato.

Te interesa  Cálculo indemnización por enfermedad profesional: guía completa

Cláusulas nulas en el contrato

Es importante tener en cuenta que algunas cláusulas del contrato de arrendamiento pueden ser consideradas nulas si van en contra de los derechos reconocidos por la Ley al inquilino. Esto significa que, aunque el contrato contemple una indemnización por incumplimiento, si esta cláusula es abusiva o contraria a la legislación vigente, el inquilino no estará obligado a pagarla.

Protección de derechos del inquilino

La Ley de Arrendamientos Urbanos establece una serie de derechos y protecciones para el inquilino. Entre ellos se encuentra el derecho a la prórroga obligatoria del contrato, que implica que el inquilino puede permanecer en el piso después de los 6 meses iniciales si así lo desea. Además, la Ley establece que las cláusulas que limiten o restrinjan estos derechos son nulas y no pueden ser exigidas por el arrendador.

Acciones legales del arrendador

En caso de incumplimiento del contrato, el arrendador tiene la posibilidad de tomar acciones legales para exigir el cumplimiento de las obligaciones o reclamar una indemnización por los perjuicios ocasionados.

Demanda por incumplimiento

Una de las acciones legales que puede tomar el arrendador es presentar una demanda por incumplimiento del contrato. En esta demanda, el arrendador solicitará al juez que ordene al inquilino el cumplimiento de las obligaciones pactadas en el contrato, como el pago de las mensualidades restantes o la indemnización por desistimiento.

Indemnización establecida por sentencia judicial

En caso de que el juez determine que el inquilino ha incumplido el contrato, puede establecer una indemnización por los perjuicios ocasionados. Esta indemnización será fijada por el juez en base a los daños sufridos por el arrendador, como la pérdida de rentas o los gastos adicionales ocasionados por el abandono del piso.

Te interesa  Quién puede registrar un nombre comercial en España: requisitos

Si decides abandonar el piso antes de los 6 meses de contrato, es importante tener en cuenta las consecuencias legales que pueden surgir. El inquilino deberá indemnizar al arrendador con el pago de las mensualidades restantes y, en algunos casos, con una indemnización por desistimiento. Sin embargo, es importante recordar que algunas cláusulas del contrato pueden ser consideradas nulas si van en contra de los derechos del inquilino. Además, el arrendador tiene la posibilidad de tomar acciones legales para exigir el cumplimiento del contrato o reclamar una indemnización por los perjuicios ocasionados. Por lo tanto, es recomendable analizar detenidamente el contrato y buscar asesoramiento legal en caso de dudas o conflictos.

Deja un comentario