Qué prevalece escritura o registro: diferencias y coordinación

La escritura y el registro son dos conceptos fundamentales en el ámbito legal y fiscal, especialmente cuando se trata de inmuebles. Ambos términos se utilizan para documentar y proteger los derechos de propiedad, pero existen diferencias importantes entre ellos. En este artículo, exploraremos las diferencias y la coordinación entre la escritura y el registro, y analizaremos qué prevalece en caso de discrepancias.

Voluntariedad y obligatoriedad

Acto voluntario vs. obligación fiscal

La escritura es un acto voluntario que se realiza ante notario público. Es un documento legal que recoge los detalles de una transacción inmobiliaria, como la compraventa de una propiedad. La escritura es un contrato privado entre las partes involucradas y tiene validez legal.

Por otro lado, el registro es un proceso obligatorio que se realiza en el Registro de la Propiedad. El objetivo del registro es fiscalizar los inmuebles y garantizar la seguridad jurídica. El registro se realiza después de la firma de la escritura y consiste en inscribir la propiedad a nombre del nuevo propietario.

Dependencia ministerial

El Registro de la Propiedad depende del Ministerio de Justicia y es gestionado por los registradores de la propiedad. Su función principal es mantener un registro público de los derechos de propiedad sobre los inmuebles. El registro recoge información sobre el titular de la propiedad, las cargas y gravámenes que puedan existir, y cualquier otro dato relevante.

Por otro lado, el Catastro depende del Ministerio de Hacienda y Función Pública y es gestionado por la Dirección General del Catastro. El Catastro tiene como objetivo localizar geográficamente los inmuebles y acceder a datos catastrales públicos y privados. El Catastro recoge información sobre la ubicación, superficie, uso y valor catastral de los inmuebles.

Te interesa  Cuándo caduca una requisitoria en Perú: propuesta del Gobierno

Consulta de información

Para obtener información sobre un inmueble, se pueden realizar consultas tanto en el Registro de la Propiedad como en el Catastro.

En el Registro de la Propiedad, se puede obtener información a través de la nota simple. La nota simple es un documento que recoge los datos básicos de una propiedad, como el titular, las cargas y gravámenes, y cualquier otra información relevante. La nota simple se solicita en el Registro de la Propiedad correspondiente y tiene un coste asociado.

En el Catastro, se puede obtener información a través de la Sede Electrónica del Catastro. La Sede Electrónica del Catastro permite acceder a datos catastrales públicos y privados, como la ubicación, superficie, uso y valor catastral de los inmuebles. La consulta en el Catastro es gratuita y se puede realizar de forma online.

Resolución de discrepancias

En ocasiones, puede haber discrepancias entre la información registrada en el Registro de la Propiedad y la información catastral. Estas discrepancias pueden surgir debido a errores en la escritura, cambios en la propiedad sin registrar, o cualquier otro motivo.

Ante una discrepancia entre el Registro de la Propiedad y el Catastro, siempre prevalece la escritura pública inscrita en el Registro de la Propiedad. Esto significa que, en caso de conflicto, se considerará como válido y vinculante el contenido de la escritura inscrita en el Registro de la Propiedad.

Es importante destacar que, en caso de discrepancias, es recomendable realizar las correcciones necesarias tanto en el Registro de la Propiedad como en el Catastro para evitar futuros problemas legales o fiscales.

La escritura y el registro son dos conceptos fundamentales en el ámbito legal y fiscal. La escritura es un acto voluntario que recoge los detalles de una transacción inmobiliaria, mientras que el registro es obligatorio y localiza geográficamente los inmuebles con el objetivo de fiscalizarlos. Aunque ambos procesos son independientes, es importante coordinar la información entre el Registro de la Propiedad y el Catastro para evitar discrepancias y garantizar la seguridad jurídica y fiscal.

Te interesa  Quién paga la tasación en una novación de hipoteca: gastos y costos

Deja un comentario