Qué quiere decir la palabra Evicción: definición y concepto

La palabra «evicción» es un término jurídico que se utiliza para referirse a una situación en la cual una persona es privada total o parcialmente de una cosa que ha adquirido, debido a una sentencia judicial o administrativa. Esta privación puede ser consecuencia de una acción reivindicatoria interpuesta por terceros que alegan tener derechos sobre la cosa en cuestión, derechos que se consideran anteriores al título de adquisición del comprador.

Definición de evicción

Situación jurídica de privación de una cosa

La evicción se define como una situación jurídica en la cual una persona es privada de una cosa que ha adquirido. Esta privación puede ser total o parcial y puede afectar a cualquier tipo de bien, ya sea un inmueble, un vehículo, una obra de arte, entre otros.

Derivada de una acción reivindicatoria

La evicción se produce como consecuencia de una acción reivindicatoria interpuesta por terceros que alegan tener derechos sobre la cosa en cuestión. Estos derechos se consideran anteriores al título de adquisición del comprador y, por lo tanto, tienen prioridad sobre los derechos del comprador.

Verificación en diversas convenciones

La evicción puede verificarse en diversas convenciones, como contratos de compraventa, contratos de arrendamiento, contratos de cesión de derechos, entre otros. En todos estos casos, el comprador o arrendatario corre el riesgo de sufrir una evicción si el vendedor o arrendador no tiene los derechos suficientes sobre la cosa que está vendiendo o arrendando.

Requisitos en la compraventa

En el caso específico de la compraventa, existen tres requisitos para que se configure la evicción:

  1. Que el comprador sea privado del todo o parte de la cosa comprada a consecuencia de un derecho que intente un tercero sobre la cosa.
  2. Que la privación que sufre el comprador tenga una causa anterior a la venta.
  3. Que la evicción se produzca por sentencia judicial.
Te interesa  Contrato laboral vs. contrato mercantil - Descubre las diferencias

Si se cumplen estos requisitos, el comprador tiene derecho a reclamar al vendedor la sanación de la evicción.

Responsabilidad del vendedor

Obligación de sanear la evicción

En el contrato de compraventa, el vendedor tiene la obligación de sanear la evicción, es decir, garantizar al comprador que no sufrirá una privación de la cosa adquirida debido a derechos de terceros. Esto implica que el vendedor debe tener los derechos suficientes sobre la cosa que está vendiendo y debe garantizar al comprador que no existen acciones reivindicatorias pendientes o posibles.

Consecuencias en caso de evicción

En caso de que se produzca una evicción y el comprador no pueda disfrutar plenamente de la cosa adquirida, el vendedor tiene varias responsabilidades:

  • Devolver el precio pagado por el comprador.
  • Resarcir los perjuicios sufridos por el comprador como consecuencia de la evicción.
  • Pagar las costas judiciales que haya tenido que asumir el comprador para defenderse en el proceso de evicción.

Estas consecuencias buscan compensar al comprador por los daños sufridos como resultado de la evicción y garantizar que no sufra pérdidas económicas debido a la falta de derechos del vendedor sobre la cosa adquirida.

Deja un comentario