Qué se necesita para ser una PyME: Requisitos básicos

Para poder ser considerada una Pequeña y Mediana Empresa (PyME), es necesario cumplir con una serie de requisitos básicos. Estos requisitos se refieren principalmente a la actividad económica que se realiza, el tamaño de la empresa y el cumplimiento de ciertos criterios establecidos.

Actividad económica

El primer requisito para ser una PyME es ejercer una actividad económica. Esto significa que la empresa debe estar involucrada en la venta de productos o servicios a un precio determinado en un mercado directo o determinado. Es decir, la empresa debe tener una oferta de productos o servicios que pueda ser adquirida por los consumidores.

Venta de productos o servicios

La venta de productos o servicios es la base de cualquier actividad económica. Una PyME debe tener una oferta de productos o servicios que pueda ser comercializada y generadora de ingresos. Esto implica que la empresa debe tener una producción o adquisición de productos o la capacidad de ofrecer servicios a los consumidores.

Mercado directo o determinado

Además de tener una oferta de productos o servicios, una PyME debe tener un mercado directo o determinado al cual dirigirse. Esto significa que la empresa debe tener identificado a quién va dirigida su oferta y cómo llegar a ese mercado. Puede ser un mercado local, regional, nacional o incluso internacional, pero debe estar claramente definido y ser accesible para la empresa.

Tamaño de la empresa

Otro requisito importante para ser considerada una PyME es el tamaño de la empresa. Según las definiciones establecidas, una PyME debe ocupar a menos de 250 personas. Esto implica que la empresa debe tener una estructura organizativa que no supere este número de empleados.

Te interesa  Qué debe tener un buen asesor: 10 habilidades indispensables

Menos de 250 empleados

El límite de 250 empleados es establecido para distinguir a las PyMEs de las grandes empresas. Una empresa con más de 250 empleados se considera una empresa de mayor tamaño y tiene diferentes características y requisitos. Por lo tanto, para ser considerada una PyME, es necesario tener una plantilla de empleados que no supere este límite.

Volumen de negocios anual

Además del número de empleados, el tamaño de una PyME también se mide por su volumen de negocios anual. Según las definiciones establecidas, una PyME debe tener un volumen de negocios anual que no exceda de 50 millones de euros. Esto implica que la empresa debe tener un nivel de ingresos que se encuentre dentro de este límite establecido.

Cumplimiento de criterios

Por último, para ser considerada una PyME, es necesario cumplir con ciertos criterios establecidos. Estos criterios se refieren principalmente al número de empleados e importes financieros de la empresa.

Número de empleados e importes financieros

Para cumplir con los criterios establecidos, una PyME debe tener un número de empleados que no supere el límite establecido y cumplir con los importes financieros establecidos. Esto implica que la empresa debe tener un balance general anual que no exceda de 43 millones de euros.

Ejercicio directo de actividad económica

Además, una PyME debe ejercer directamente su actividad económica. Esto significa que la empresa debe vender productos o servicios directamente, sin intermediarios. Esto implica que la empresa debe tener la capacidad de producir o adquirir productos y ofrecer servicios directamente a los consumidores.

Para ser considerada una PyME es necesario cumplir con una serie de requisitos básicos. Estos requisitos incluyen ejercer una actividad económica, tener un tamaño de empresa que no supere ciertos límites establecidos y cumplir con ciertos criterios relacionados con el número de empleados e importes financieros. Cumplir con estos requisitos es fundamental para obtener los beneficios y apoyos que se brindan a las PyMEs y para ser considerada como tal en el ámbito empresarial.

Te interesa  Cuáles son los pasos para elaborar una nómina: guía paso a paso

Deja un comentario