¿Qué son las opciones en bolsa? Descubre cómo funcionan

Las opciones en bolsa son contratos financieros que otorgan al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un producto financiero a un precio acordado durante un período específico. Estas opciones están disponibles en numerosos productos financieros, como acciones, índices y ETF.

Definición de opciones en bolsa

Contratos financieros

Las opciones en bolsa son contratos financieros que se negocian en los mercados de valores. Estos contratos otorgan al comprador el derecho de comprar o vender un activo subyacente a un precio determinado, conocido como precio de ejercicio, en una fecha futura específica o antes de esa fecha. El vendedor de la opción está obligado a cumplir con los términos del contrato si el comprador decide ejercer su derecho.

Productos disponibles

Las opciones en bolsa están disponibles en una amplia gama de productos financieros. Los más comunes son las acciones, los índices y los ETF (fondos cotizados en bolsa). Al comprar una opción sobre una acción, el comprador tiene el derecho de comprar o vender esa acción a un precio determinado en el futuro. En el caso de los índices, las opciones permiten al comprador especular sobre el movimiento del índice en su conjunto, en lugar de comprar acciones individuales. Los ETF son fondos de inversión que cotizan en bolsa y las opciones sobre ETF permiten al comprador especular sobre el movimiento del ETF en su conjunto.

Derivados financieros

Las opciones en bolsa son consideradas derivados financieros, lo que significa que su valor «deriva» del activo subyacente. El valor de una opción está influenciado por el precio del activo subyacente, la volatilidad del mercado, el tiempo hasta la expiración y otros factores. Los derivados financieros, como las opciones, se utilizan comúnmente para gestionar el riesgo, especular sobre los movimientos del mercado y obtener exposición a activos sin tener que poseerlos físicamente.

Te interesa  ¿Qué es el swing trading? Guía práctica

Negociación de opciones

Las opciones en bolsa se negocian en los mercados de valores a través de intermediarios financieros, como corredores y casas de bolsa. Los inversores pueden comprar opciones para especular sobre el movimiento del precio de un activo subyacente o para cubrir sus posiciones existentes. Al negociar opciones, se está negociando el potencial o la obligación de compra o venta de los activos subyacentes, no la propiedad de la empresa.

Características de las opciones en bolsa

No otorgan propiedad

Es importante tener en cuenta que poseer una opción no otorga la propiedad del valor subyacente. El comprador de una opción tiene el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender el activo subyacente a un precio determinado. Esto significa que el comprador puede elegir no ejercer su opción si no le conviene en ese momento.

No otorgan derechos de dividendos

Además, poseer una opción no otorga al comprador el derecho a recibir pagos de dividendos. Los dividendos son pagos que las empresas realizan a sus accionistas como una forma de distribuir las ganancias. Sin embargo, los compradores de opciones no tienen derecho a recibir estos pagos, ya que no son propietarios de las acciones subyacentes.

Las opciones en bolsa son contratos financieros que otorgan al comprador el derecho, pero no la obligación, de comprar o vender un producto financiero a un precio acordado durante un período específico. Estas opciones se negocian en los mercados de valores y están disponibles en una amplia gama de productos financieros. Aunque las opciones pueden ser una herramienta útil para gestionar el riesgo y especular sobre los movimientos del mercado, es importante entender que poseer una opción no otorga la propiedad del activo subyacente ni el derecho a recibir pagos de dividendos.

Te interesa  Plan de viabilidad de una empresa: 10 pasos para hacerlo

Deja un comentario