¿Qué son los recursos propios en el ámbito económico? – Definición y concepto

Los recursos propios son aquellos que una empresa posee y que le pertenecen de forma exclusiva. Estos recursos pueden ser aportados por los propietarios o accionistas, generados por la actividad de la empresa, o incluso aportados por terceros sin exigencia de devolución.

Definición de recursos propios

Aportados por propietarios o accionistas

Los recursos propios aportados por los propietarios o accionistas son aquellos que estos han invertido en la empresa. Estos recursos pueden ser en forma de capital social, es decir, el dinero que los propietarios o accionistas han aportado al momento de la constitución de la empresa. También pueden ser en forma de aportaciones adicionales realizadas posteriormente.

Generados por la actividad de la empresa

Los recursos propios generados por la actividad de la empresa son aquellos que se obtienen a través de los beneficios generados por la misma. Estos beneficios pueden ser retenidos por la empresa y utilizados para financiar sus operaciones o para invertir en nuevos proyectos. Estos recursos se conocen como reservas y representan una parte del patrimonio de la empresa.

Aportados por terceros sin exigencia de devolución

Los recursos propios aportados por terceros sin exigencia de devolución son aquellos que son otorgados a la empresa por parte de terceros, como por ejemplo, donaciones o subvenciones en capital no reintegrables. Estos recursos no tienen la obligación de ser devueltos y forman parte del patrimonio de la empresa.

En términos contables

En términos contables, los recursos propios comprenden el capital social, las reservas, los resultados pendientes de aplicación y las subvenciones en capital no reintegrables. Estos recursos se reflejan en el balance de la empresa y representan la parte del patrimonio que pertenece a los propietarios o accionistas.

Te interesa  Compra de mercadería es activo o pasivo: contabilización y ejemplos

Importancia de los recursos propios

Estabilidad financiera

Contar con recursos propios es fundamental para garantizar la estabilidad financiera de una empresa. Estos recursos permiten a la empresa hacer frente a posibles dificultades económicas y mantener su solvencia.

Autonomía en decisiones

Los recursos propios también brindan a la empresa autonomía en la toma de decisiones. Al no depender exclusivamente de financiamiento externo, la empresa puede tomar decisiones estratégicas sin tener que dar explicaciones a terceros.

Capacidad de inversión

Contar con recursos propios también otorga a la empresa la capacidad de realizar inversiones. Estos recursos pueden ser utilizados para financiar proyectos de expansión, adquisición de activos o desarrollo de nuevos productos.

Mejora de la imagen corporativa

La existencia de recursos propios también mejora la imagen corporativa de la empresa. Contar con un patrimonio sólido y recursos propios demuestra solidez financiera y genera confianza tanto en los clientes como en los proveedores y socios comerciales.

Tipos de recursos propios

Capital social

El capital social es el dinero que los propietarios o accionistas han aportado al momento de la constitución de la empresa. Este capital representa la inversión inicial realizada por los propietarios y forma parte del patrimonio de la empresa.

Reservas

Las reservas son los beneficios generados por la empresa que no han sido repartidos entre los propietarios o accionistas. Estos beneficios se retienen y se utilizan para financiar las operaciones de la empresa o para invertir en nuevos proyectos.

Resultados pendientes de aplicación

Los resultados pendientes de aplicación son aquellos beneficios generados por la empresa que aún no han sido destinados a ninguna finalidad específica. Estos beneficios forman parte del patrimonio de la empresa y pueden ser utilizados en el futuro para financiar proyectos o distribuir entre los propietarios.

Te interesa  Diferencia entre efecto sustitución y efecto renta en microeconomía

Subvenciones en capital no reintegrables

Las subvenciones en capital no reintegrables son recursos aportados por terceros sin exigencia de devolución. Estas subvenciones pueden ser otorgadas por entidades públicas o privadas y representan una forma de financiamiento para la empresa.

Formas de financiar con recursos propios

Emisión de acciones

Una forma de financiar con recursos propios es a través de la emisión de acciones. En este caso, la empresa emite nuevas acciones y las vende a los propietarios o accionistas existentes o a nuevos inversores. El dinero obtenido de la venta de estas acciones se utiliza para financiar las operaciones de la empresa.

Retención de beneficios

Otra forma de financiar con recursos propios es a través de la retención de beneficios. En lugar de distribuir los beneficios generados entre los propietarios o accionistas, la empresa decide retenerlos y utilizarlos para financiar sus operaciones o invertir en nuevos proyectos.

Capitalización de reservas

La capitalización de reservas es otra forma de financiar con recursos propios. En este caso, la empresa utiliza las reservas acumuladas para aumentar su capital social. Esto se realiza emitiendo nuevas acciones y asignándolas a los propietarios o accionistas existentes.

Obtención de subvenciones

Por último, la obtención de subvenciones en capital no reintegrables es otra forma de financiar con recursos propios. Estas subvenciones representan una forma de financiamiento externo que no requiere devolución y que puede ser utilizada para financiar las operaciones de la empresa.

Deja un comentario