¿Qué son los retrocesos de Fibonacci? Aprende su definición

Los retrocesos de Fibonacci son una herramienta de análisis técnico utilizada en el trading para predecir niveles de soporte y resistencia en las cotizaciones de activos financieros. Esta técnica se basa en la secuencia matemática descubierta por el matemático italiano Leonardo de Pisa, también conocido como Fibonacci, en el siglo XIII.

Concepto de retrocesos de Fibonacci

Los retrocesos de Fibonacci permiten encontrar los puntos de residencia o soporte de un activo, es decir, dónde se producen las correcciones en el precio. Estos niveles se calculan a partir de la relación entre los números de la secuencia de Fibonacci, que se obtienen sumando los dos números anteriores para obtener el siguiente número de la secuencia.

La secuencia de Fibonacci es la siguiente: 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, etc. A medida que se avanza en la secuencia, la relación entre los números se acerca a la proporción áurea, que es aproximadamente 1,618.

Utilidad en el análisis técnico

Los retrocesos de Fibonacci son ampliamente utilizados en el análisis técnico debido a su capacidad para identificar niveles de soporte y resistencia en los gráficos de precios. Estos niveles son considerados puntos clave en los que es probable que el precio se detenga o cambie de dirección.

Los retrocesos de Fibonacci se utilizan principalmente en las estrategias de trading de tendencia, ya que ayudan a identificar los niveles en los que es probable que se produzcan correcciones en la dirección de la tendencia principal. Esto permite a los traders aprovechar las oportunidades de compra o venta en los momentos más favorables.

Te interesa  Qué es un análisis de transacciones financieras: importancia y beneficios

Aplicación en estrategias de trading

Los retrocesos de Fibonacci se utilizan en diversas estrategias de trading, como la estrategia de retroceso de Fibonacci y la estrategia de extensión de Fibonacci. Estas estrategias se basan en la idea de que los precios tienden a retroceder en ciertos porcentajes después de un movimiento significativo.

La estrategia de retroceso de Fibonacci se basa en la idea de que después de un movimiento alcista o bajista, el precio tiende a retroceder en ciertos porcentajes antes de continuar en la dirección de la tendencia principal. Los niveles de retroceso más comunes utilizados en esta estrategia son el 23,6%, el 38,2% y el 61,8%.

Cálculo de los retrocesos

Para calcular los retrocesos de Fibonacci, el analista debe marcar un mínimo y un máximo en la gráfica de precios del valor bursátil que está estudiando, y luego dibujar líneas horizontales en los niveles de 23,6%, 38,2% y 61,8%, formando una cuadrícula.

Estos niveles se calculan aplicando los porcentajes correspondientes a la distancia entre el mínimo y el máximo marcados en la gráfica. Por ejemplo, si el precio sube desde un mínimo de $100 hasta un máximo de $200, el nivel de retroceso del 38,2% se calcularía multiplicando la distancia entre el mínimo y el máximo por 0,382 y sumándolo al mínimo.

Los analistas prestan atención a estas líneas horizontales, ya que es donde suelen producirse los cambios de tendencia en el precio. Si el precio se acerca a uno de estos niveles y rebota, se considera un nivel de resistencia. Por otro lado, si el precio se acerca a uno de estos niveles y lo rompe, se considera un nivel de soporte.

Te interesa  Código IBAN: Entidad, Oficina, DC y Número de Cuenta

Importancia de los retrocesos de Fibonacci

Identificación de niveles de soporte y resistencia

Una de las principales ventajas de los retrocesos de Fibonacci es su capacidad para identificar niveles de soporte y resistencia en los gráficos de precios. Estos niveles son considerados puntos clave en los que es probable que el precio se detenga o cambie de dirección.

Los niveles de retroceso de Fibonacci actúan como barreras psicológicas para el precio. Cuando el precio se acerca a uno de estos niveles, los traders suelen tomar decisiones de compra o venta, lo que puede provocar un cambio en la dirección del precio.

Utilidad en la predicción de cambios de tendencia

Los retrocesos de Fibonacci también son útiles para predecir cambios de tendencia en los gráficos de precios. Cuando el precio se acerca a uno de los niveles de retroceso de Fibonacci y rebota, esto puede indicar que la tendencia actual está perdiendo fuerza y que es probable que se produzca un cambio en la dirección del precio.

Por otro lado, si el precio rompe uno de los niveles de retroceso de Fibonacci, esto puede indicar que la tendencia actual está ganando fuerza y que es probable que continúe en la misma dirección.

Apoyo en la toma de decisiones de compra y venta

Observar los retrocesos de Fibonacci ayuda a los traders a elegir los mejores momentos para vender o comprar activos. Cuando el precio se acerca a uno de los niveles de retroceso de Fibonacci, los traders pueden utilizar esta información para determinar si es un buen momento para abrir una posición de compra o venta.

Te interesa  Que es sacar a débito: Diferencia entre tarjeta de crédito y débito

Además, los retrocesos de Fibonacci también pueden utilizarse en combinación con otras herramientas de análisis técnico, como los indicadores de momentum o los patrones de velas, para confirmar las señales de compra o venta.

Los retrocesos de Fibonacci son una herramienta poderosa en el análisis técnico que permite identificar niveles de soporte y resistencia en los gráficos de precios. Estos niveles son considerados puntos clave en los que es probable que el precio se detenga o cambie de dirección. Los retrocesos de Fibonacci son ampliamente utilizados en las estrategias de trading de tendencia y pueden ser de gran ayuda en la toma de decisiones de compra y venta.

Deja un comentario