Quién tiene derecho de tanteo y retracto: cuándo ejercerlo

El derecho de tanteo y retracto es una figura legal que otorga a ciertas personas la posibilidad de adquirir un inmueble en determinadas circunstancias. Este derecho está regulado por la ley y tiene como objetivo proteger los intereses de los inquilinos y otros colectivos.

Derecho de tanteo

El derecho de tanteo se refiere a la facultad que tiene el inquilino de igualar una oferta de compra realizada por un tercero. En otras palabras, si el propietario del inmueble recibe una oferta de compra, debe comunicarla al inquilino para que este tenga la oportunidad de ejercer su derecho de tanteo.

Comunicación de oferta de compra

Para que el inquilino pueda ejercer su derecho de tanteo, es necesario que el propietario le comunique por escrito la oferta de compra recibida. Esta comunicación debe contener todos los detalles relevantes de la oferta, como el precio, las condiciones de pago y cualquier otra información relevante.

Participación del inquilino

Una vez que el inquilino ha sido informado de la oferta de compra, tiene un plazo determinado para manifestar su interés en igualarla. Este plazo puede variar según la legislación de cada país, pero generalmente suele ser de 30 días.

Ejercicio del derecho

Si el inquilino decide ejercer su derecho de tanteo, debe comunicarlo al propietario por escrito dentro del plazo establecido. En esta comunicación, el inquilino debe indicar su intención de igualar la oferta de compra y aceptar las mismas condiciones que el tercero.

Condiciones para ejercerlo

Para poder ejercer el derecho de tanteo, el inquilino debe cumplir ciertos requisitos establecidos por la ley. Estos requisitos pueden variar según la legislación de cada país, pero generalmente suelen incluir:

  • Ser inquilino del inmueble en el momento de recibir la oferta de compra.
  • Estar al corriente de pago de las rentas y demás obligaciones derivadas del contrato de arrendamiento.
  • No haber subarrendado total o parcialmente el inmueble sin autorización del propietario.
Te interesa  Derecho tributario concepto y contenido: definición y temas principales

Derecho de retracto

El derecho de retracto, por otro lado, se refiere a la facultad que tiene el inquilino de adquirir el inmueble en caso de que el propietario decida venderlo a un tercero. En este caso, el inquilino tiene la opción de igualar la oferta de compra y adquirir el inmueble en lugar del tercero.

Venta del inmueble

Para que el inquilino pueda ejercer su derecho de retracto, es necesario que el propietario haya vendido el inmueble a un tercero. Esta venta debe ser realizada de forma legal y cumpliendo con todos los requisitos establecidos por la ley.

Información al inquilino

Una vez que el propietario ha vendido el inmueble, debe informar al inquilino de la venta y de las condiciones de la misma. Esta información debe ser proporcionada por escrito y debe incluir todos los detalles relevantes de la venta, como el precio, las condiciones de pago y cualquier otra información relevante.

Proceso de ejercicio

Una vez que el inquilino ha sido informado de la venta del inmueble, tiene un plazo determinado para manifestar su interés en ejercer su derecho de retracto. Este plazo puede variar según la legislación de cada país, pero generalmente suele ser de 30 días.

Requisitos para ejercerlo

Al igual que en el caso del derecho de tanteo, el inquilino debe cumplir ciertos requisitos para poder ejercer su derecho de retracto. Estos requisitos pueden variar según la legislación de cada país, pero generalmente suelen incluir:

  • Ser inquilino del inmueble en el momento de recibir la información de la venta.
  • Estar al corriente de pago de las rentas y demás obligaciones derivadas del contrato de arrendamiento.
  • No haber subarrendado total o parcialmente el inmueble sin autorización del propietario.
Te interesa  Qué pasa si llevo más de 3 años de interino: Cómo reclamar una plaza fija

El derecho de tanteo y retracto es una figura legal que otorga a ciertos colectivos la posibilidad de adquirir un inmueble en determinadas circunstancias. Tanto el derecho de tanteo como el derecho de retracto tienen como objetivo proteger los intereses de los inquilinos y otros colectivos, y están regulados por la ley. Si eres inquilino y recibes una oferta de compra por parte de un tercero o te enteras de que el propietario ha vendido el inmueble, es importante que conozcas tus derechos y los requisitos para ejercerlos.

Deja un comentario