Se puede derogar una ley: conozca las tres clases de derogación

La derogación de una ley es un proceso mediante el cual se elimina o anula una norma jurídica. Existen diferentes formas de derogar una ley, y en este artículo vamos a explorar las tres clases de derogación más comunes: la derogación expresa, la derogación tácita y la derogación por incompatibilidad.

Derogación expresa

Definición de derogación expresa

La derogación expresa es aquella que se produce cuando una ley posterior establece de manera explícita la anulación de una ley anterior. En otras palabras, se trata de una derogación que se realiza de forma expresa y directa.

Requisitos para la derogación expresa

Para que se pueda llevar a cabo una derogación expresa, es necesario que la nueva ley indique de manera clara y precisa que se deroga una ley anterior. Esta derogación debe ser explícita y no puede dejarse a la interpretación.

Efectos de la derogación expresa

La derogación expresa tiene como efecto principal la anulación de la ley anterior. Esto significa que la ley derogada ya no tiene validez y no puede ser aplicada. La nueva ley se convierte en la norma vigente y debe ser acatada por todos los ciudadanos.

Derogación tácita

Definición de derogación tácita

La derogación tácita es aquella que se produce de manera implícita, es decir, sin que exista una ley posterior que indique expresamente la anulación de la ley anterior. En este caso, la derogación se deduce de la incompatibilidad entre ambas leyes.

Manifestaciones de la derogación tácita

Existen diferentes manifestaciones de la derogación tácita. Una de ellas es la derogación por contradicción, que se produce cuando una ley posterior establece disposiciones que son contrarias a las establecidas en una ley anterior. En este caso, se considera que la ley posterior deroga tácitamente la ley anterior en la medida en que las disposiciones sean incompatibles.

Te interesa  Diferencia entre Real Decreto y Real Decreto Ley: Descúbrela aquí

Otra manifestación de la derogación tácita es la derogación por obsolescencia. Esto ocurre cuando una ley posterior regula de manera más completa y actualizada una materia que ya estaba regulada por una ley anterior. En este caso, se considera que la nueva ley deroga tácitamente la ley anterior en la medida en que la regule de manera más adecuada.

Efectos de la derogación tácita

Al igual que la derogación expresa, la derogación tácita tiene como efecto principal la anulación de la ley anterior. Sin embargo, en este caso, la derogación se produce de manera implícita debido a la incompatibilidad entre ambas leyes. La nueva ley se convierte en la norma vigente y debe ser acatada por todos los ciudadanos.

Derogación por incompatibilidad

Definición de derogación por incompatibilidad

La derogación por incompatibilidad es aquella que se produce cuando una ley posterior establece disposiciones que son incompatibles con las establecidas en una ley anterior. En este caso, se considera que la ley posterior deroga la ley anterior en la medida en que las disposiciones sean incompatibles.

Requisitos para la derogación por incompatibilidad

Para que se pueda llevar a cabo una derogación por incompatibilidad, es necesario que exista una contradicción entre las disposiciones de la ley posterior y las de la ley anterior. Esta contradicción debe ser tal que resulte imposible aplicar ambas leyes al mismo tiempo.

Efectos de la derogación por incompatibilidad

La derogación por incompatibilidad tiene como efecto principal la anulación de la ley anterior en la medida en que las disposiciones sean incompatibles. Esto significa que las disposiciones de la ley posterior prevalecen sobre las de la ley anterior y deben ser aplicadas en su lugar.

Te interesa  ¿Qué son los bienes públicos? Descúbrelo aquí

Se puede derogar una ley de diferentes formas. La derogación expresa se produce cuando una ley posterior establece de manera explícita la anulación de una ley anterior. La derogación tácita se produce de manera implícita debido a la incompatibilidad entre ambas leyes. Y la derogación por incompatibilidad se produce cuando una ley posterior establece disposiciones que son incompatibles con las establecidas en una ley anterior. En todos los casos, la derogación tiene como efecto principal la anulación de la ley anterior y la vigencia de la nueva ley.

Deja un comentario