Si hago la renta una vez debo seguir declarando: mitos y realidades

La declaración de la renta es un trámite que todos los contribuyentes deben realizar anualmente para informar a Hacienda sobre sus ingresos y gastos. Sin embargo, existen muchos mitos y confusiones en torno a este proceso. En este artículo, vamos a desmentir algunos de los mitos más comunes y aclarar las realidades sobre la declaración de la renta.

Realidad sobre la declaración de la renta

No es obligatorio hacerla todos los años

Contrario a lo que se cree, hacer la declaración de la renta una vez no implica que se deba hacer todos los años. La obligación de presentar la declaración depende de varios factores, como los ingresos obtenidos, el tipo de renta y las deducciones aplicables. Si en un año no se cumplen los requisitos para presentar la declaración, no es necesario hacerla.

El borrador no obliga a presentarlo

El borrador de la declaración de la renta es un documento que Hacienda elabora con los datos fiscales del contribuyente. Sin embargo, recibir el borrador no implica que se deba presentar tal cual. Es importante revisar y verificar la información contenida en el borrador, ya que puede contener errores o no reflejar todas las deducciones a las que se tiene derecho. Si se detectan errores o se desea realizar modificaciones, se puede optar por presentar una declaración complementaria.

Es importante incluir toda la información pertinente

Al momento de hacer la declaración de la renta, es fundamental incluir toda la información pertinente y veraz. Esto incluye los ingresos obtenidos, las deducciones aplicables, los gastos deducibles y cualquier otra información relevante. No incluir toda la información requerida puede llevar a sanciones o a tener que hacer una declaración complementaria en el futuro.

Te interesa  Obligación factura electrónica administraciones públicas: requisitos

Los menores pueden tener que presentarla si cumplen ciertos requisitos

Aunque los menores de edad no suelen tener ingresos propios, en algunos casos pueden estar obligados a presentar la declaración de la renta. Esto ocurre cuando el menor ha obtenido ingresos superiores a ciertos límites, como por ejemplo, si ha trabajado durante el año o si ha recibido rentas de capital. Es importante consultar con un asesor fiscal para determinar si un menor está obligado a presentar la declaración.

Mitos sobre la declaración de la renta

Lo que ponga el borrador no es necesariamente correcto

Como mencionamos anteriormente, el borrador de la declaración de la renta puede contener errores o no reflejar todas las deducciones a las que se tiene derecho. Por lo tanto, es fundamental revisar y verificar la información contenida en el borrador antes de presentarlo. Si se detectan errores o se desea realizar modificaciones, se puede optar por presentar una declaración complementaria.

Tener dos pagadores no hará que se pague más

Existe la creencia de que si se tiene más de un pagador, se pagará más impuestos en la declaración de la renta. Sin embargo, esto no es necesariamente cierto. El hecho de tener dos pagadores puede implicar una mayor retención de impuestos durante el año, pero al hacer la declaración, se ajustará la cantidad a pagar o a devolver en función de los ingresos totales y las deducciones aplicables.

Estar en paro no exime de hacer la renta

Aunque se esté en situación de desempleo, esto no exime de la obligación de hacer la declaración de la renta. Los ingresos obtenidos durante el año, ya sea por prestaciones por desempleo u otros conceptos, deben ser declarados y pueden estar sujetos a tributación. Es importante consultar con un asesor fiscal para determinar si se está obligado a presentar la declaración en caso de estar en paro.

Te interesa  Cuánto se gana en una asesoría fiscal en España

Ganar menos de 22.000 € no es la única razón para no estar obligado a hacerla

Si bien es cierto que ganar menos de 22.000 € al año es uno de los criterios para no estar obligado a hacer la declaración de la renta, no es el único. Existen otros factores, como tener rentas exentas o haber obtenido rendimientos del trabajo sujetos a retención, que pueden eximir de la obligación de presentar la declaración. Es importante consultar con un asesor fiscal para determinar si se está obligado a hacer la declaración en función de la situación personal.

Si se ha estado en ERTE, no necesariamente se tiene que hacer la declaración

En el caso de haber estado en un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), no necesariamente se tiene que hacer la declaración de la renta. Esto dependerá de los ingresos obtenidos durante el año y de si se cumplen los requisitos para estar obligado a presentarla. Es importante consultar con un asesor fiscal para determinar si se debe hacer la declaración en caso de haber estado en un ERTE.

Hacer la declaración de la renta una vez no implica que se deba hacer todos los años. Es importante revisar y verificar la información contenida en el borrador antes de presentarlo, ya que puede contener errores. No estar obligado a hacer la declaración no solo depende de los ingresos, sino también de otros factores. Los menores pueden estar obligados a presentarla si cumplen ciertos requisitos. Siempre es recomendable consultar con un asesor fiscal para obtener información personalizada y precisa sobre la declaración de la renta.

Te interesa  Dónde ver mi patrimonio en la renta: Guía para la declaración de impuestos

Deja un comentario