Trabajar por cuenta ajena y autónomo: ¿Es posible?

Trabajar por cuenta ajena y ser autónomo al mismo tiempo es una posibilidad que muchas personas consideran en la actualidad. La combinación de ambas modalidades laborales puede ofrecer ventajas tanto económicas como profesionales. Sin embargo, es importante tener en cuenta las obligaciones y requisitos que impone la Seguridad Social para poder llevar a cabo esta situación de pluriactividad.

Posibilidad de ser autónomo y trabajar por cuenta ajena

En primer lugar, es importante destacar que es perfectamente posible ser autónomo y trabajar por cuenta ajena al mismo tiempo. Esto se conoce como pluriactividad y está regulado por la Seguridad Social. La pluriactividad permite a los trabajadores desarrollar dos o más actividades laborales, cotizando en más de un Régimen de la Seguridad Social.

Obligaciones con la Seguridad Social

Al ser autónomo y trabajar por cuenta ajena, es necesario cumplir con las obligaciones que impone la Seguridad Social. Esto implica estar dado de alta en ambos regímenes y cotizar de forma independiente en cada uno de ellos. Es importante tener en cuenta que las cotizaciones y las prestaciones sociales varían dependiendo del régimen en el que se esté dado de alta.

Pluriactividad y cotización en la Seguridad Social

En el caso de la pluriactividad, la cotización a la Seguridad Social se realiza de forma independiente en cada uno de los regímenes en los que se está dado de alta. Esto implica que se deben abonar dos cuotas diferentes, una como trabajador por cuenta ajena y otra como autónomo.

Es importante tener en cuenta que las cotizaciones a la Seguridad Social como autónomo se calculan en función de la base de cotización elegida por el trabajador. Esta base de cotización determinará tanto la cuantía de las cotizaciones como las prestaciones a las que se tiene derecho.

Te interesa  ¿Cómo saber si tengo derecho a días de asuntos propios? Requisitos laborales

Abono de una sola cuota para múltiples actividades

Una de las ventajas de ser autónomo y trabajar por cuenta ajena al mismo tiempo es la posibilidad de abonar una sola cuota para múltiples actividades. Esto significa que, en lugar de tener que pagar dos cuotas diferentes, se puede optar por una cuota única que cubra ambas actividades.

Esta opción es especialmente interesante para aquellos autónomos que desarrollan una actividad secundaria por cuenta propia mientras mantienen un trabajo por cuenta ajena. De esta manera, se simplifica la gestión y se reducen los costes asociados a las cotizaciones a la Seguridad Social.

Actividad secundaria por cuenta propia

Además de la posibilidad de ser autónomo y trabajar por cuenta ajena al mismo tiempo, también es posible tener un trabajo por cuenta ajena y desempeñar una actividad secundaria por cuenta propia. Esto implica que se puede ejercer una actividad empresarial o profesional de forma independiente, sin necesidad de darse de alta como autónomo.

Compatibilidad con trabajo por cuenta ajena

La compatibilidad entre el trabajo por cuenta ajena y la actividad secundaria por cuenta propia está regulada por la Ley del Estatuto del Trabajo Autónomo. Según esta ley, los trabajadores por cuenta ajena pueden desarrollar una actividad secundaria por cuenta propia siempre y cuando no exista competencia desleal con la empresa para la que trabajan.

Es importante tener en cuenta que, en caso de que exista competencia desleal, la empresa para la que se trabaja puede tomar medidas legales y exigir responsabilidades al trabajador. Por tanto, es fundamental asegurarse de que no se incumple ninguna cláusula de exclusividad o de no competencia establecida en el contrato laboral.

Bonificaciones contempladas en la Ley de Emprendedores

La Ley de Emprendedores contempla importantes bonificaciones para los autónomos en situación de pluriactividad. Estas bonificaciones pueden suponer un ahorro significativo en las cotizaciones a la Seguridad Social y facilitar el desarrollo de la actividad secundaria por cuenta propia.

Te interesa  Si cierro mi negocio tengo derecho a paro: requisitos y trámites

Entre las bonificaciones contempladas en la Ley de Emprendedores se encuentran la reducción de la cuota de autónomos durante los primeros meses de actividad, la tarifa plana de 50 euros para nuevos autónomos y la bonificación del 50% en la cuota de autónomos durante el segundo año de actividad.

Derechos y pensiones en situación de pluriactividad

Los trabajadores en situación de pluriactividad tienen derecho a dos pensiones, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos en cada uno de los regímenes en los que están dados de alta. Esto significa que se puede acceder a una pensión por parte del régimen de trabajadores por cuenta ajena y a otra pensión por parte del régimen de autónomos.

Derecho a dos pensiones

El derecho a dos pensiones en situación de pluriactividad está reconocido por la Seguridad Social. Sin embargo, es importante tener en cuenta que para poder acceder a ambas pensiones es necesario cumplir con los requisitos establecidos en cada uno de los regímenes en los que se está dado de alta.

Esto implica que se deben cumplir los requisitos de cotización y de edad establecidos en cada régimen para poder acceder a la pensión correspondiente. Además, es importante tener en cuenta que el importe de las pensiones puede variar dependiendo de las cotizaciones realizadas en cada uno de los regímenes.

Requisitos para recibir pensiones en distintos regímenes

Para poder recibir pensiones en distintos regímenes, es necesario cumplir con los requisitos establecidos en cada uno de ellos. En el caso del régimen de trabajadores por cuenta ajena, es necesario haber cotizado un mínimo de 15 años y tener una edad mínima de 65 años (o 67 años en el caso de los nacidos a partir de 1958) para poder acceder a la pensión de jubilación.

Te interesa  Cuánto cobra un autónomo con 40 años cotizados: pensión mínima

En el caso del régimen de autónomos, los requisitos para acceder a la pensión de jubilación son diferentes. Es necesario haber cotizado un mínimo de 15 años y tener una edad mínima de 65 años (o 67 años en el caso de los nacidos a partir de 1958) para poder acceder a la pensión de jubilación.

Es posible ser autónomo y trabajar por cuenta ajena al mismo tiempo. Sin embargo, es necesario cumplir con las obligaciones que impone la Seguridad Social y estar dado de alta en ambos regímenes. Además, es importante tener en cuenta los requisitos para acceder a las pensiones en cada uno de los regímenes en los que se está dado de alta. La pluriactividad puede ofrecer ventajas tanto económicas como profesionales, pero es fundamental cumplir con todas las obligaciones y requisitos establecidos.

Deja un comentario